El expresidente peruano Kuczynski, detenido por el caso de corrupción Odebrecht

Mundo ethos

El expresidente peruano Kuczynski, detenido por el caso de corrupción Odebrecht
Foto: Esteban Felix

La justicia peruana ha ordenado este miércoles la detención del expresidente Pedro Pablo Kuczynski por supuestos vínculos con el escándalo de corrupción de Odebrecht. Presuntamente, el político participó en dos concesiones de obras adjudicadas a la constructora brasileña Odebrecht mientras ejercía cargos públicos en el país. Kuczynski va a estar arrestado de forma preliminar durante 10 días.

El expresidente, de 80 años, ha salido del garaje de su casa esta mañana en un automóvil conducido por oficiales de la Policía Nacional rumbo a la sede de Medicina Legal. Posteriormente será trasladado a la sede de la Prefectura de la Policía en Lima.

Mientras era trasladado a las oficinas de la Policía, Kuczynski ha publicado en su cuenta de Twitter que la detención era una «arbitrariedad»: «He colaborado absolutamente con todas las investigaciones y asistido puntualmente a todas las citaciones de las autoridades judiciales. Nunca rehuí de la justicia«.

Las pesquisas de la policía se centran en dos obras adjudicadas durante el Gobierno de Alejandro Toledo, cuando Kuczynski era primer ministro y titular de Economía: la Carretera Interoceánica tramos 2 y 3, y el proyecto de irrigación e hidroenergético Olmos. Toledo está prófugo de la justicia por un millonario soborno entregado por Odebrecht.

«Me allané absolutamente a todas las investigaciones. Nunca me opuse ni opongo a ninguna investigación. Es un momento muy duro para mí pero lo afrontaré con la entereza de quien solo tuvo el anhelo de tener un mejor país», ha terminado Kuczynski.

El juez Jorge Luis Chávez señala que el Ministerio Público presentó como «hecho precedente» los «actos de blanqueo de capital en los que ha incurrido» el expresidente como consecuencia de «su intervención en presuntos actos de corrupción«.

La justicia también autorizó a la fiscalía a allanar por 48 horas la vivienda de Kuczynski, en búsqueda de documentos relacionados al caso que puedan ser incautados: recibos de cuentas bancarias, depósitos electrónicos, documentos de compra venta de bienes muebles o escrituras públicas, «entre otros objetos del delito».

Su defensa ha anunciado que apelará la medida porque el exmandatario siempre ha colaborado con las investigaciones de la Fiscalía y ha aceptado el impedimento de salida del país dictado tras su renuncia como presidencia.

Kuczynski renunció en marzo del 2018 a la presidencia —que había asumido en 2016— salpicado por este escándalo y se convirtió en el primer presidente en ejercicio en América Latina en dimitir al cargo por sus vínculos con la empresa Odebrecht. El caso ha salpicado además a los expresidentes peruanos Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (2006-2011) y Ollanta Humala (2011-2016), todos bajo investigación de la fiscalía.

Odebrecht admitió en 2016 ante las autoridades estadounidenses que pagó sobornos por 29 millones de dólares en Perú entre 2005 y 2014.