El exprofesor Benítez reconoce abusos a dos víctimas y dice estar amparado por los Maristas

Mundo ethos

El exprofesor Benítez reconoce abusos a dos víctimas y dice estar amparado por los Maristas
Foto: Lluis Gene

El exprofesor de los Maristas de Sants Joaquín Benítez ha reconocido dos de los cuatro casos de abusos sexuales por los que es juzgado y ha asegurado que cuando los cometió no «tenía miedo» porque estaba «amparado por los Maristas«, que encubrieron un caso parecido en 1986.

«Entonces no tenía miedo por este motivo», ha dicho Benítez ante el tribunal de la Audiencia de Barcelona que le juzga, que ha explicado que se trató «de un impulso esporádico» y que se sentía amparado» por la orden religiosa.

Benítez ha asegurado que la escuela Maristas tuvo conocimiento de uno de sus «impulsos» en 1986 y, aunque la dirección lo amenazó con penalizarlo suspendiéndole el sueldo durante tres meses, «eso nunca ocurrió». 

Los forenses descartan que Benítez sea pedófilo o psicópata

Las dos forenses y el psicólogo que hicieron el informe pericial de los abusos sexuales cometidos por Benítez han declarado que el acusado no tiene un perfil psicópata ni pedófilo. Las especialistas han afirmado que los test de personalidad apuntan a un perfil «narcisista» con «falta de empatía», «rasgos de egocentrismo» y «relaciones sociales muy buenas» que no encajan con una «psicopatía como trastorno psicológico de la personalidad» ni con los criterios de «pedofilia».

Según han precisado, los hechos practicados por Benítez son «actos sexuales con menores» pero no se enmarcan en el perfil de pedofilia porque no son «actos impulsivos que no puedan evitarse», ni tampoco producen «alteraciones en su vida personal» en caso de no realizarse, informa Efe. Asimismo, han asegurado que «no tiene ningún trastorno cognitivo ni mental que le impida entender los actos y comprender la dimensión que éstos tienen».