El G7 se compromete a distribuir 1.000 millones de vacunas del coronavirus a países pobres

Sociedad

El G7 se compromete a distribuir 1.000 millones de vacunas del coronavirus a países pobres
Foto: Soe Zeya Tun| Reuters

Los líderes del G7 se comprometerán a suministrar 1.000 millones de dosis contra el coronavirus a países pobres, según ha anunciado el Gobierno británico antes de que comenzara la cumbre de las grandes potencias, mientras Brasil se prepara para acoger la Copa América de Fútbol.

Las claves: alrededor de un 90% de los países africanos no alcanzarán el objetivo mundial de vacunar a una décima parte de su población para septiembre si no reciben al menos 225 millones de vacunas, advirtió el jueves la Organización Mundial de la Salud (OMS). En la región Europa de la OMS, que incluye a 53 países y territorios, un 30% de la población ha recibido al menos una primera dosis de la vacuna anticovid y un 17% está completamente vacunada.

Los líderes mundiales, que se reunirán de viernes a domingo en el suroeste de Inglaterra, «deben anunciar que proporcionarán al menos mil millones de dosis de vacunas contra el coronavirus, compartiéndolas y financiándolas», afirmó el Reino Unido, que tiene la presidencia rotatoria del grupo.

También deben «establecer un plan para ampliar la producción de vacunas para cumplir este objetivo», agregó.

Por su parte, Londres donará 100 millones de dosis sobrantes de varios laboratorios gracias al avance de su programa de vacunación, que ya ha administrado casi 70 millones de inyecciones. Se suministrarán cinco millones de dosis antes de septiembre y el resto hasta 2022, principalmente mediante el programa internacional Covax.

Estados Unidos se comprometió a proporcionar 500 millones de vacunas de Pfizer/BioNTech, que incluyen 200 millones este año, y el presidente francés Emmanuel Macron pidió a las empresas farmacéuticas que donen a países desfavorecidos el 10% de las dosis vendidas.

La OMS pide dosis para Covax

Pese a que parte de la población de los países ricos está retornando a la vida normal gracias a la vacunación, estos avances son no obstante frágiles y deben ser extendidos a los países desfavorecidos.

Covax no llega a funcionar a pleno rendimiento. Al 4 de junio, el dispositivo había suministrado más de 80 millones de dosis en 129 países y territorios, muchas menos de lo previsto.

Con el fin de favorecer las campañas de vacunación, el Parlamento Europeo se pronunció el jueves a favor de una suspensión temporal de las patentes para desarrollar la producción y «para mejorar el acceso mundial a productos médicos asequibles relacionados con covid-19», una idea opuesta a la expresada por la Comisión Europea.

De momento, los menores no se están viendo muy afectados por las campañas de vacunación, pero el laboratorio estadounidense Moderna anunció que ha solicitado a las autoridades reguladoras de Estados Unidos que autoricen el uso de emergencia de su inmunizante anticovid para los adolescentes de 12 a 17 años. La vacuna de Pfizer/BioNTech ya fue autorizada para las personas mayores de 12 años en Estados Unidos, Canadá y en los 27 países de la Unión Europea.

Pero, aunque los países europeos suavicen sus restricciones, la OMS les ha pedido que no bajen la guardia. «La vacunación está lejos de ser suficiente para proteger a la región de un rebrote», advirtió el jueves el director de la OMS para Europa, Hans Kluge, pidiendo que se mantengan las medidas de seguridad y se eviten los viajes al extranjero. «La distancia hasta alcanzar al menos un 80% de cobertura en la población adulta es todavía considerable».

Y a los estragos de la enfermedad, se suman las catastróficas consecuencias que ha tenido para la economía de los países más pobres. Según un informe de la ONU publicado el jueves, nueve millones de niños podrían verse obligados a trabajar a causa de la pandemia, añadiéndose a los 160 millones que ya se ven forzados a hacerlo.