El Govern denuncia la "violencia de Estado" y pide la dimisión del delegado de Gobierno

Política y conflictos

El Govern denuncia la "violencia de Estado" y pide la dimisión del delegado de Gobierno
Foto: AFP

El portavoz del Govern, Jordi Turull, ha señalado en la segunda comparecencia del día del referéndum que “el 73% de las mesas (4561) están constituidas y que Cataluña está votando”. Asimismo, el responsable político ha definido la actuación de la Guardia Civil y la Policía Nacional como «violencia de Estado» y ha pedido la dimisión del delegado de Gobierno en Cataluña, Enric Millo. Ante las palabras del portavoz, Millo le ha tildado de «irresponsable», ha catalogado la jornada de «farsa» y ha animado a los cuerpos policiales a «garantizar la resolución judicial». Turull también ha sido preguntado por la idoneidad de haber organizado un referéndum como el de hoy –declarado ilegal por el Tribunal Constitucional– y ha respondido que “defender la democracia siempre vale la pena”.

Por otra parte, ha invitado a los catalanes a seguir votando y ha pedido «serenidad y paciencia» porque «los ataques y bloqueos informáticos son constantes». Por ello, han puesto a disposición de quien quiera votar teléfonos de asistencia que están instaladas en las propias mesas electorales. También ha sostenido que se ha incumplido el acuerdo alcanzado con el Gobierno central en la Junta de Seguridad, argumentando que «no se ha notificado a los Mossos la intervención policial». Millo ha desmentido esa versión, incluso con un escrito que les habría remitido los Mossos, y ha manifestado que la Guardia Civil y la Policía Nacional han intervenido porque lo ha solicitado la policía autonómica, aunque ha agregado que ya estaban actuando antes de la petición.

Muchos manifestantes han mostrado a la prensa gráfica los objetos empleados durante la carga, como pelotas de goma –prohibidos por el Parlament para los Mossos, aunque no especifica otros cuerpos policiales–. Hay 337 heridos leves, de acuerdo con el Departamento de Salud de la Generalitat. Carles Puigdemont, president catalán, ha expresado su satisfacción por la alta participación de los ciudadanos en el referéndum, a pesar de los impedimentos del Gobierno central, y ha lamentado la acción “injustificada e injustificable de los cuerpos de seguridad del Estado”. No ha sido el único político en hacerlo.

El Govern denuncia la "violencia de Estado" y pide la dimisión del delegado de Gobierno 1

Una manifestante, mostrando una pelota de goma supuestamente empleada por la carga policial. | Foto: Ana Laya/The Objective

El Govern denuncia la "violencia de Estado" y pide la dimisión del delegado de Gobierno 2

Un manifestante muestra las marcas sufridas durante una carga policial. | Foto: Ana Laya/The Objective

 

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha puesto el foco en las actuaciones policiales y ha criticado la posición defendida por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. «Porrazos, empujones, ancianas arrastradas. Lo que está haciendo el PP a nuestra democracia me repugna. Corruptos, hipócritas, inútiles», ha tuiteado esta mañana. En la ciudad de Barcelona se han registrado algunas agresiones e incluso disparos disuasorios con pelotas de goma.

Ha llegado el #1Oct y más de 5 millones de catalanes han sido llamados a votar en el referéndum declarado ilegal por el Tribunal Constitucional. Miles de catalanes se han congregado en las puertas de los colegios y muchos de ellos están votando desde primera hora de la mañana. La Policía Nacional y la Guardia Civil están interviniendo para que eso no ocurra, ante la pasividad de los Mossos d’Esquadra, y la tensión va en aumento. Algunos manifestantes denuncian incluso agresiones.⠀ ⠀ Acompáñanos en nuestra cobertura en directo en Further, nuestro espacio de política nacional e ideas. ⠀ ⠀ Desliza la galería para ver las declaraciones del portavoz de la ANC, la sentada en Ramón Llull y la carga policial, así como las votaciones en distintos colegios. Material proopio de The Objective The Objective, el mundo en foco. Link en bio.⠀⠀ ⠀⠀ #theobjective #justicia #referendum #cataluña #barcelona #justicia #fiscalia #politica #1oct #1octubre #referendumcat #referendumcatalunya #democracia #convocatoria #guardiacivil #presente #gobiernodeespaña #españa

Una publicación compartida de The Objective (@theobjective_es) el

Xavier Domènech, portavoz de la rama catalana de Podemos en el Parlamento, ha pedido, directamente, la dimisión de Rajoy: «La estrategia del miedo de Rajoy ha fracasado. Un solo pueblo movilizado pacíficamente. Hoy vamos a defender la democracia».

Juan Ignacio Zoido, ministro de Interior, ha salido al paso de las críticas en una entrevista con LaSexta y ha defendido que la Policía Nacional y la Guardia Civil están actuando «con proporcionalidad». A su vez, ha manifestado que prevén recuperar la normalidad «imponiendo la Ley» y «salvaguardando la proporcionalidad».

En una posición más neutra, ha intervenido Ferrán Pedret, portavoz adjunto del Partido Socialista de Catalunya en el Parlament, en un programa de LaSexta. «Me importa un rábano a quien beneficia electoralmente esto», ha dicho. «Lo que me preocupa es acabar con la confrontación y abrir la vía del diálogo«. El líder de su formación, Miquel Iceta, ha comparecido ante los medios de comunicación para defender esta misma postura, aun más detalladamente.

Iceta ha achacado a la «irresponsabilidad» tanto del Gobierno central y del Govern catalán la situación actual, que ha conducido a un referendum que «no se puede legimitimar» y que no es ni «legal», ni «vinculante», ni tiene «garantías». Sin embargo, ha pedido que «cese el uso de la fuerza» –aludiendo a las cargas policiales– para frenar la «movilización ciudadana» en una jornada que ha definido como «simulacro de votación». Así, el político socialista ha invitado con efusividad a Puigdemont y Rajoy a dialogar, como «no han sido incapaces estos últimos cinco años», y les ha pedido que reflexionen si son las personas más adecuadas para encabezar estas conversaciones.

«Si no son capaces», ha añadido, «es mejor que renuncien o anuncien elecciones anticipadas, tanto en Cataluña como en España». Iceta ha asegurado que su formación está abierta a la reforma constitucional», dando pie a un referéndum pactado, y que sigue confiando en que esta crisis «tiene solución». José Luis Ábalos, secretario de Organización del PSOE, ha culpado de la tensa situación a Puigdemont –»ha llevado la política de las instituciones a la calle, dividiendo la sociedad»– y a Rajoy –»incapaz de comprender lo que está ocurriendo en Cataluña»–.

Por su parte, Xavier García Albiol, líder del Partido Popular en Cataluña, ha interpretado que «hoy no se está produciendo ningún referéndum” y ha revelado que «esta escenificación» está provocando «la fractura de la sociedad catalana y española”. Fernández-Maillo, coordinador general del PP, ha insistido en que «los únicos responsables» de lo que está ocurriendo es la Generalitat, sabiendo que el referéndum es «ilegal». También ha dicho que los que han salido a la calle son «los amigos de la ANC (Assemblea Nacional de Catalunya)» y que los catalanes normales están haciendo cosas de domingo, haciendo mención a «estar con la familia y descansando». Por último, ha interpretado que «el referéndum está desactivado» y que «Rajoy está cumpliendo».

La comparecencia de prensa más esperada era la del Ejecutivo. No ha sido el presidente, Mariano Rajoy, quien ha hablado, sino la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. La vicepresidenta ha dicho que «no ha habido referéndum» –»no podía celebrarse y no se ha celebrado»– y ha pedido a la Generalitat que detenga esta «farsa», pues «no conduce a nada bueno». También ha valorado que «sus promotores se saltaron todas las normas parlamentarias para dar apariencia de legalidad» a una consulta que es «una vergüenza para los catalanes y los españoles».