El Orgullo Crítico, una alternativa al Orgullo de Madrid

La Plataforma Orgullo Crítico busca recuperar el espíritu reivindicativo del 28 de junio

Por: The Objective

Mundo ethos
El Orgullo Crítico, una alternativa al Orgullo de Madrid
Foto: Jorge Bella

Hace 50 años en Nueva York, el colectivo LGBT decidió poner fin a los abusos policiales y discriminación social. Desde entonces, el 28 de junio se ha convertido en la fecha oficial del orgullo LGBT y junio en el mes del orgullo. Y aunque en Madrid, las Fiestas del Orgullo (MADO), conocidas popularmente como el Orgullo LGBT, tienen lugar en julio, este día sigue teniendo la misma carga reivindicativa que en antaño.

Es así como surge el Orgullo Crítico de Madrid. Por ello, hoy decenas de personas se han reunido en la madrileña plaza de Jacinto Benavente para defender los derechos del orgullo LGTB. Con múltiples lemas como “España mañana será lesbiana” o “Mi vida, mi cuerpo, mi forma de follar no se arrodilla ante el sistema patriarcal”, el Orgullo crítico ha tratado de dar visibilidad a todas las identidades y sexualidades que conforman el colectivo y que siente que no están suficientemente representadas por el MADO.

Según la organización, nace con el pretexto de “conmemorar las conquistas conseguidas pero sin olvidar ni a quienes lucharon por ello ni todo lo que queda por caminar” y añaden: “Como ya ha pasado en otras ciudades y lugares del Estado, el orgullo se ha convertido en una fiesta sin memoria y vacía de toda reivindicación”.

En Madrid, el encargado de organizar la semana del pride es MADO, una alianza entre el ayuntamiento, la FELGTB y COGAM y los empresarias agrupados en torno a la asociación AEGAL.

Según la Plataforma del OC “el resultado de que la organización de una fecha como el Orgullo la organice un grupo de empresarios es que progresivamente se ha ido despojando al Orgullo de su intrínseco carácter político y transgresor, convirtiendo nuestras luchas en un nicho de mercado, en poco más que un gran desfile, abarrotado de marcas de publicidad.”

Como alternativa, esta plataforma ve “la necesidad de convocar tanto una manifestación como una agenda alternativa”. Desde su lucha ven “fundamental recuperar la fecha histórica del 28 de junio, día del Orgullo de las personas disidentes de sexo, genero o coroporalidad” para “recordar a todas aquellas que antes de nosotres se dejaron la piel en la lucha por un mundo donde quepamos todas”.