El presidente de Irán asegura que el ataque contra las petroleras sauditas fue una "advertencia"

Energía y medioambiente

El presidente de Irán asegura que el ataque contra las petroleras sauditas fue una "advertencia"
Foto: Claudio Peri

Los ataques que tuvieron por blanco el sábado instalaciones petroleras sauditas fueron una «advertencia» lanzada por los rebeldes yemeníes a Riad, cuyas autoridades deberían «aprender la lección», ha declarado el presidente iraní, Hasan Rohani.

«Los yemeníes no apuntaron a una escuela, un hospital o un mercado, sino que atacaron un centro industrial para advertir a sus enemigos», ha defendido Rohani, aludiendo a los crímenes de guerra que se atribuyen a la coalición militar liderada por Arabia Saudí, que interviene en el Yemen desde 2015 contra los insurgentes.

Los hutíes lanzan frecuentes ataques contra Arabia Saudí pero, en esta ocasión, Estados Unidos denunció que el ataque con 10 drones es obra de Irán y, por ello, el secretario de Estado, Mike Pompeo, ha viajado a Riad para coordinar una eventual respuesta.

Negando de nuevo la implicación de Irán en estos ataques, Rohaní ha remarcado que EEUU «en vez de confesar la grandeza de naciones como Siria y Yemen opta por lanzar acusaciones».

«La República Islámica de Irán nunca ha querido conflictos en la región y nunca los querrá», ha aseverado en su alocución durante la reunión semanal del gabinete. El mandatario también ha insistido en que el pueblo yemení no inició el conflicto sino que «Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, EEUU, algunos países europeos y el régimen sionista fueron los que empezaron la guerra en la región y destruyeron el Yemen».

El conflicto en Yemen comenzó, no obstante, cuando en 2014 los hutíes se hicieron con el control de la capital Saná y expulsaron al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, pero se recrudeció con la intervención de la coalición encabezada por Riad.

Rohaní ha criticado, asimismo, la diferencia entre el silencio de la comunidad internacional cuando EEUU vende a Arabia Saudí armas por valor de cientos de miles de millones de dólares y la «preocupación e ira» mostrada ante los ataques a Aramco.

«La política de ustedes (los estadounidenses) en la región siempre se ha basado en crear guerra y desde hace 19 años a cualquier lugar de la región donde han venido, incluido Irak, Afganistán, Siria y el golfo Pérsico, han traído inseguridad».

Dirigiéndose a sus rivales del Pérsico, en especial Arabia Saudí, Rohaní ha hecho hincapié en que Irán nunca ha sido el primero en cortar los lazos diplomáticos y está interesado en «tener buenas relaciones con todas las naciones de la región».

Riad cortó relaciones diplomáticas con Teherán en 2016 y ambos países se disputan la influencia en Oriente Medio, apoyando a bandos rivales en varios conflictos como el del Yemen.

Las autoridades iraníes respaldan a los hutíes en su lucha contra la coalición árabe, pero aseguran que no les financian ni envían armamento, como denuncian EEUU y Arabia Saudí.