The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Malta

El primer ministro de Malta anuncia su dimisión por el caso de la periodista asesinada

Redacción TO
Foto: Yara Nardi | Reuters

El primer ministro de Malta, Joseph Muscat, ha anunciado su intención de dimitir en enero, tras días de presión por la conexión de algunos de sus colaboradores con el caso del asesinato en 2017 de la periodista Daphne Caruana Galizia.

Muscat ha avanzado que dimitirá del cargo una vez que el Partido Laborista haya elegido un sucesor, un proceso que se espera que ocurra el 12 de enero. “Es lo que el país necesita en estos momentos”, ha dicho tras varios días de silencio.

El primer ministro ha informado de sus intenciones al presidente de la República de Malta, George Vella, y ha adelantado que mientras su partido encuentra un nuevo líder, continuará en el cargo “para asegurar estabilidad en el liderazgo del país”. “Desde mañana debemos mirar adelante. Soy consciente de que para que esto suceda se requiere una señal clara de empezar una nueva página, y eso solo lo puedo hacer yo, pues debo asumir las responsabilidades aunque no esté implicado”, ha afirmado

Sus declaraciones llegan el mismo día en que el Partido Laborista había confirmado por unanimidad su apoyo a Muscat, que gobierna desde 2013 y que revalidó el cargo en 2017, en unas elecciones adelantadas por el escándalo de los papeles de Panamá.

Malta vive un terremoto político por los últimos avances en la investigación del asesinato de la periodista, que investigaba vínculos corruptos entre empresarios y políticos malteses y que murió a los 53 años de edad por la explosión de una bomba colocada en su coche.

El país lleva ocho días de protestas continuadas después de que fuera arrestado el empresario Yotgen Fenech cuando trataba de salir del país a bordo de su yate y a quien se ha acusado formalmente de ser quien ideó el asesinato de Daphne Caruana Galizia. El magnate, en prisión provisional, ha acusado a su vez al jefe de gabinete de Muscat, Keith Schembri, de ser el cerebro del crimen, lo que ha suscitado una enorme crisis política en el país.

Dos meses después del asesinato, el 4 de diciembre de 2017, tres personas fueron detenidas acusadas de ser los ejecutores del asesinato: Vincent Muscat y los hermanos Alfred y George Degiorgio, actualmente enjuiciados. Pero faltaba por saber quién ordenó el atentado. Ahora, dos años después, ha sido detenido Fenech, uno de los hombres más ricos de la isla. Se cree que pagó 150.000 euros a los ejecutores para que pusieran el explosivo, comprado al parecer a la mafia siciliana Cosa Nostra.