El PSOE asume el fracaso en Madrid pero afirma que agotará la legislatura

Política y conflictos

El PSOE asume el fracaso en Madrid pero afirma que agotará la legislatura
Foto: SERGIO PEREZ| Reuters

El PSOE, con Pedro Sánchez a la cabeza, ha hecho autocrítica por los resultados obtenidos el 4 de mayo en las elecciones de la Comunidad de Madrid, pero está decidido a mantener el rumbo fijado por el Gobierno de coalición y agotar la legislatura.

Las declaraciones: «No hemos conseguido centrar nuestro mensaje (…) Tampoco habremos sabido conectar con un estado de ánimo», ha dicho el secretario de organización del partido, José Luis Ábalos, que ha sido el encargado de comunicar las reflexiones realizadas por la cúpula socialista. Ha añadido que la derrota no va a afectar al plan del PSOE de agotar la legislatura ni va a condicionar la política del Gobierno central. 

Estas declaraciones llegan horas después de el candidato del PSOE en esa cita con las urnas, Ángel Gabilondo, haya anunciado que no recogerá siquiera su acta de diputado, así como de la dimisión del secretario general del partido en Madrid, José Manuel Franco.

Ábalos ha señalado en varias ocasiones que todos los dirigentes asumen colectivamente sus responsabilidades, y él también como secretario de Organización. Por eso ha rechazado que la dimisión de José Manuel Franco como secretario general del PSOE madrileño se interprete como que él es el responsable de lo ocurrido.

Además, Ábalos ha confirmado que Gabilondo no recogerá su acta de diputado y ha manifestado que el candidato era el primero que sabía «lo que tenía que hacer» tras las elecciones. Poco antes de conocerse esa decisión, Gabilondo ingresó en un hospital de Madrid por una arritmia cardíaca aunque se encuentra bien.

Por otra parte, tras las elecciones de Madrid, la dirección de Podemos no quiere dilatar en el tiempo la sucesión de Pablo Iglesias al frente de la formación morada y, aunque aún no ha decidido oficialmente cómo se producirá ese relevo, fuentes consultadas por Efe apuntan ya a la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, como la dirigente con más posibilidades para asumir el liderazgo.