El rechazo familiar es la principal causa de sinhogarismo en las personas LGTBI

Mundo ethos

El rechazo familiar es la principal causa de sinhogarismo en las personas LGTBI
Foto: Matt Slocum

La Universidad Rey Juan Carlos (URJC) ha constatado en un estudio que la principal causa del sinhogarismo entre la población LGTBI es «la expulsión de su hogar de referencia por discriminación, ya que sus miembros no asumen la orientación sexual y/o de identidad de género de esa persona».

Esta es la conclusión principal de un estudio realizado por la URJC que aborda, por primera vez, el sinhogarismo entre las personas LGTBI en la Comunidad de Madrid.

El trabajo ha sido financiado por la Red de la Federación de Asociaciones de Centros para la Integración y Ayuda de Marginados (FACIAM), entidades que trabajan para mejorar la calidad de vida de las personas sin hogar.

Según los resultados de la investigación, pionera en España, las personas LGTBI que acaban viviendo en la calle «procedían ya de casa de algún familiar o de pisos compartidos», mientras que los no LGTBI «provenían directamente de lo que consideraban su hogar», destaca el centro universitario en una nota.

Este hecho afecta principalmente a la población trans, y ‘trans-mujer’ en mayor medida, y vinculada a una población joven, mientras que la segunda causa más destacada se vincula a los problemas familiares y la ruptura de la pareja, tales como la violencia o maltrato familiar, muerte de familiares o desapego. La tercera de las causas se refiere a la pérdida del empleo, afectando principalmente a lesbianas y a hombres ‘trans’.

Entre los objetivos del estudio estaba «conocer los factores de exclusión social y de riesgo de sinhogarismo en la población LGTBI, así como las barreras que bloquean su inclusión social».

Según la investigadora principal, Silvia Giménez, nos encontramos con «un perfil dentro de este colectivo que, aunque no es nuevo, había sido invisibilizado hasta la fecha» y que «se caracteriza por su identidad de género y orientación sexual no binaria».

«A día de hoy en España no había datos al respecto, por lo que se trata de un estudio pionero a la hora de abordar este perfil emergente de sinhogarismo, siendo necesario extenderlo al conjunto de la realidad española», ha resaltado Giménez, quien explica que el objetivo es dar visibilidad para impulsar acciones sociales.

Para la muestra del estudio se ha realizado una encuesta en 23 entidades de la red pública y privada de personas sin hogar, así como a 112 personas en situación de calle que se identificaron como LGTB: un 10% como lesbianas, un 44% gais, 20% bisexuales, 24% heterosexuales; un 58% como hombres cisgénero, un 13% mujeres cisgénero, un 18% mujeres trans, un 8% hombres trans y un 3% intersexuales.

Posteriormente, se hicieron diez entrevistas en profundidad donde se matizaron los resultados de la encuesta, que reflejan una mayor tasa de personas LGTBI sin hogar que han sido víctimas de algún delito (74%) frente al 26% de las personas no LGTBI sin hogar, lo que supone un 50% más.

Además, el perfil que encuentra más dificultad a la hora de encontrar un trabajo en condiciones de libertad y dignidad es el de las mujeres trans, que son las que en alto porcentaje se ven abocadas a ejercer la prostitución como la única salida laboral viable.