El sector espacial español gana posiciones: 863 millones de facturación y 4.230 empleos directos

Economía y capital

El sector espacial español gana posiciones: 863 millones de facturación y 4.230 empleos directos
Foto: NASA

Hoy en día, alrededor del 60% de la economía mundial depende de los activos espaciales, ya sea de forma directa o indirecta. La contribución de la industria espacial española al desarrollo y a la economía europea es cada vez más relevante y España ya es el cuarto país de los seis que concentran el 90% del empleo total en este sector.

Por qué es importante: el espacio un sector estratégico ya que es necesario desde todos los puntos de vista: geopolítico, de defensa, de innovación, económico y como impulsor de otros sectores. En términos de facturación, los datos de la Asociación Española de Tecnologías de Defensa, Seguridad, Aeronáutica y Espacio (TEDAE) revelan que durante 2019 el sector espacial español facturó 863 millones de euros, de los que 700 millones proceden de la exportación (81%).

Durante 2019 el empleo en el sector espacial en Europa aumentó casi tres veces lo que creció en Estados Unidos en el sector. En el caso de España el empleo experimentó un crecimiento superior al 8%, alcanzando los 4.230 empleos directos. Esto sitúa a España casi tres puntos por encima del conjunto de países europeos en creación de empleo.

En cuanto a la distribución por género, en España el 24% de los empleos en el sector espacial los ocupan mujeres, con igual cualificación a la de los hombres. Estos datos están en línea con Europa. Si se tienen en cuenta la variación de empleo durante el último quinquenio, durante el periodo 2014- 2019 las empresas de la industria espacial española han aumentado el empleo en un 25%, superando al conjunto de países europeos en seis puntos porcentuales.

España tiene participación en todas las actividades que conforman el espacio. Por tipo de actividad en 2019 ganó peso frente a 2018 el segmento terreno (25% frente a 18%), el porcentaje sobre facturación se ha mantenido frente a 2018, con variaciones muy moderadas, en lanzadores y operadores (8% y 29% respectivamente) y en el segmento de vuelo el porcentaje sobre facturación ha disminuido del 43% al 38%.

La economía espacial global está creciendo a un ritmo que duplica el crecimiento de la economía mundial. Este crecimiento en parte es debido al NewSpace, que supone el desarrollo de una industria privada cuyos principales fines son comerciales y que como resultado permiten ofrecer nuevos productos y nuevos servicios, ampliando así la base de clientes potenciales. Este modelo ha experimentado un rápido crecimiento en los últimos años y la previsión es que durante los próximos lo haga a mayor ritmo.

En el conjunto de las 81 naciones que operan en Espacio a nivel global, según Space Foundation en 2019 la economía espacial creció un 2,2% alcanzando los 362.496 millones de euros, al tiempo que los ingresos comerciales crecieron un 6,3% respecto a 2018 hasta alcanzar 288.116 millones de euros.

El sector espacial global da trabajo a un millón de empleados de alta cualificación y, de acuerdo con las previsiones, se espera que la fuerza laboral en 2028 sea de unos 11 millones de personas en todo el mundo, con perfiles STEM.