El Senado de EEUU prepara una ley para limitar el poder de Trump frente a Irán

Política y conflictos

El Senado de EEUU prepara una ley para limitar el poder de Trump frente a Irán
Foto: J. Scott Applewhite

El Senado de EEUU ha dado luz verde a una resolución que busca reducir las acciones del presidente Donald Trump en Irán tras una iniciativa similar avalada por la Cámara de Representantes en respuesta a la operación en la que murió el general iraní Qasem Soleimaní.

La propuesta ha alcanzado una votación de 51-45 y trata de limitar la participación de tropas estadounidenses en acciones contra ese país, que deberán ser autorizadas por el Congreso. Los senadores republicanos Mike Lee, Rand Paul, Susan Collins, Lamar Alexander, Bill Cassidy, Jerry Moran, Lisa Murkowski y Todd Young han respaldado el proyecto de su colega demócrata Tim Kaine. La resolución se vota este jueves antes de pasar a consideración de la Cámara de Representantes. Ya la Cámara Baja había aprobado el pasado 30 de enero dos proyectos de ley para restringir los poderes de Trump.

Uno de los proyectos, conocido como «Ley de no guerra contra Irán», prevé bloquear fondos para operaciones militares en Irán o contra ese país, salvo en los casos autorizados por el Congreso. Una segunda iniciativa buscaría derogar una «autorización para el uso de la fuerza militar» (AUMF por su sigla en inglés) de 2002, de la que echó mano Washington para la guerra contra el régimen de Sadam Husein.

Además, el 9 de enero, la Cámara de Representantes había dado su visto bueno a una resolución no vinculante destinada a demostrar su incomodidad con el hecho de que el Gobierno de Trump no les notificara con antelación de la operación del 3 de enero que acabó con la vida de Soleimani. Tras la aprobación de esa resolución, los republicanos en el Senado se mostraron dispuestos a seguir adelante con la propuesta de Kaine.

Para evitar un previsible veto de Trump, los demócratas eligieron en ese entonces un tipo de resolución que se considera aprobada una vez que ambas cámaras del Congreso la ratifican y que no requiere la firma del presidente, a pesar de que eso le resta fuerza de ley.