El tabaco mata a más de 7 millones de personas cada año

Sociedad

El tabaco mata a más de 7 millones de personas cada año
Foto: Valentyn Ogirenko| Reuters

El consumo de tabaco mata a más de siete millones de personas cada año en todo el mundo, según ha alertado este martes la Organización Mundial de la Salud (OMS) que ha publicado un completo informe con motivo del Día Mundial Sin Tabaco, que se celebrará mañana. El estudio, además de evaluar el coste sanitario y económico del tabaquismo, mide, por primera vez, el impacto que éste tiene en el medio ambiente. Por otro lado, la organización insta a prohibir su promoción y a aumentar precios y tasas a este producto. «El tabaco es una amenaza para todos. Agrava la pobreza, reduce la productividad económica, afecta negativamente a la elección de los alimentos que se consumen en los hogares y contamina el aire de interiores», ha declarado la directora general de la OMS, Margaret Chan, en el comunicado.

Actualmente, es la principal causa evitable de enfermedades no transmisibles, matando a la mitad de los que lo consumen, y si a principios del siglo XXI, eran cuatro millones de personas, hoy son siete millones las que mueren por su consumo, afectando principalmente a personas pobres, según la OMS.  Además, se estima que cuesta a los hogares y gobiernos más de 1,4 billones de dólares en gastos sanitarios y en pérdidas de productividad.

Estragos en el medio ambiente

En el informe, llamado ‘El tabaco y su impacto medioambiental: una visión de conjunto‘, se dan algunos datos reveladores sobre los efectos de este producto en la naturaleza:

  • Los residuos de tabaco contienen más de 7.000 sustancias químicas tóxicas que envenenan el medio ambiente, algunas de ellas cancerígenas para el ser humano.
  • Cerca de 10.000 millones de los 15.000 millones de cigarrillos vendidos diariamente en el mundo se desechan al medio ambiente.
  • Las colillas de cigarrillo representan entre el 30% y el 40% de los objetos recogidos en las actividades de limpieza costera y urbana.
  • El tabaco podrÍa provocar en el siglo XXI en total hasta 1.000 millones de muertes en todo el mundo.

Para acabar con esta plaga la OMS aboga por «medidas fuertes», como la prohibición de la publicidad y el marketing, la prohibición de su venta en interiores y lugares de trabajo, así como el aumento del precio del tabaco y de las tasas.

Tal como lo explica el doctor Oleg Chestnov, subdirector general de la OMS para Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental: «Muchos gobiernos están tomando medidas contra el tabaco, desde la prohibición de su publicidad y comercialización hasta la introducción del empaquetado neutro y la prohibición de fumar en los espacios públicos y los lugares de trabajo. No obstante, una medida de lucha antitabquismo menos utilizada que resulta muy eficaz es la aplicación de políticas tributarias y de precios, que los países pueden aplicar para satisfacer sus necesidades de desarrollo».