El Tesoro prestará 15.000 millones a la Seguridad Social para pagar las pensiones en 2018

General

El Tesoro prestará 15.000 millones a la Seguridad Social para pagar las pensiones en 2018

El Tesoro Público tiene previsto realizar este año otro préstamo de 15.000 millones de euros a la Seguridad Social para sufragar las pensiones públicas. Así lo ha anunciado este lunes la secretaria de Estado del Tesoro, Emma Navarro, al presentar la estrategia de pasivo publico para este año.

Este nuevo préstamo a la Seguridad Social por parte del Tesoro  supone 5.000 millones de euros más de lo previsto en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado. Navarro ha anunciado que a pesar del préstamo, el Tesoro realizará una emisión neta de 40.000 millones de euros este año, 5.000 millones menos que el año pasado. «Las pensiones públicas están garantizadas», ha señalado la secretaria de Estado.

En 2018, el Tesoro realizará emisiones brutas de deuda por importe de 220.145 millones de euros, por debajo del año anterior, de los que 126.310 serán a medio y largo plazo. Los objetivos para este año vuelven a ser «el incremento de la vida media de la deuda, la reducción de costes y la diversificación de la base de inversores», se puede leer en un comunicado emitido por el Tesoro.

En su comparecencia, Navarro también ha destacado los “mínimos históricos” en costes de financiación registrado en 2017, con unas emisiones netas de 45.031 millones, obtenidos íntegramente a través de medio y largo plazo.

Asimismo,  en 2018 la emisión de Letras del Tesoro será negativa en 5.000 millones. «Esto permitirá seguir alargando la vida media de la deuda en circulación y converger con otros países de la zona euro en lo que respecta al peso de las Letras sobre el total de títulos representativos de Deuda del Estado en circulación», ha remarcado la secretaria de Estado del Tesoro.

Navarro ha asegurado que este año el Tesoro va a continuar desarrollando su programa de Bonos y Obligaciones indexados a la inflación europea, que «permite diversificar la base de inversores de la deuda española, incorporando una posible subasta de una referencia indexada en la primera subasta del mes».