Jon Navascues

Azul o roja

Pueden transportarnos a momentos irrepetibles, escenarios que dejan sin habla. Y pueden hacerlo con 7 píxeles y 3 notas bien colocadas. Entrar en un videojuego es algo así como dar un paseo por Matrix. ¿Pastilla azul o pastilla roja? Morfeo, yo me quedo con las dos.

Opinión

Azul o roja

Pueden transportarnos a momentos irrepetibles, escenarios que dejan sin habla. Y pueden hacerlo con 7 píxeles y 3 notas bien colocadas. Entrar en un videojuego es algo así como dar un paseo por Matrix. ¿Pastilla azul o pastilla roja? Morfeo, yo me quedo con las dos.

Entre sus muchos beneficios se encuentran los de mejorar la concentración, los reflejos, la lógica, la visión espacial, la memoria, ayudar en la rehabilitación física y frenar el deterioro mental natural de la vejez.

En 2013 generó 315 millones de euros en España, donde goza de una salud de hierro. Y ahora, la Gamescom convierte a Colonia en el corazón de una industria que cada año crece imparable.

Algunos brillan por su originalidad, por empujar hacia el ingenio. El reto. Un fin, que es el de buscar la superación. Obligan a mejorar, te enfadan por no poder llegar ahí. Otros destacan por su capacidad para estremecer. Otros por la fotografía, dirección, guión, banda sonora… Una película bajo tu control. Empatizar, sentirte en la piel del protagonista, es una tarea automática cuando tú eres quien guía sus pasos.

Pueden transportarnos a momentos irrepetibles, escenarios que dejan sin habla. Y pueden hacerlo con 7 píxeles y 3 notas bien colocadas. Despiertan la creatividad. Nos ofrecen las habilidades de héroes y de indeseables. El pellejo de un pandillero al que dos carreras le bastan para ganarse el indulto o el de un granjero preocupado por hacer sus precios competitivos. Messi o Fernando Alonso. Batman o un Sackboy. Un llanero solitario o un Sim. Un cabra o una cabra. Colombo o un marciano rarito. Al gusto.

Dicho de otro modo, entrar en un videojuego es algo así como dar un paseo por Matrix. ¿Pastilla azul o pastilla roja? Morfeo, yo me quedo con las dos.

Más de este autor

Mensaje al vacío

Todos damos por sentado que no estamos solos, que más seres vivos, razas o incluso civilizaciones pueblan nuestro universo inmenso. Es lo lógico. Si hay un piojo, por pelotas tiene que haber más.

Opinión

El Arte escupe sangre

Yoko empezó a dar rienda suelta a sus instintos. Ella dice ser una artista. Una artista conceptual. Un campo donde las ideas son el valor. Pero aquí encontramos un problema: el confundir la idea con el más absoluto absurdo.

Opinión

Más en El Subjetivo