The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

Comprar pistolas en el súper

Pistolas y todo tipo de armas para uso particular. Es la supervivencia medieval que existe en los Estados Unidos. Hace unos meses, el verborreico Pablo Manuel Iglesias declaró que no le gustaba nada de los Estados Unidos, excepto que la gente podía comprar armas y tenerlas consigo. La frase representa exactamente lo contrario de lo que yo opino. Me gusta el modo de pensar y los usos dominantes en los Estados Unidos, excepto la estúpida libertad para disponer de un rifle o un revólver.

La polémica se resuelve con los hechos. Los norteamericanos sufren una verdadera epidemia de masacres en los lugares donde se juntan muchas personas. La tasa de violencia por armas de fuego es una de las más altas del mundo. De nada vale que en algunos Estados de la Unión se mantenga la pena de muerte. Es una medida que no disuade de nada.

Se dice que España es cronológicamente uno de los primeros Estados. La razón es que los Reyes Católicos, hace más de 500 años, lograron que el Estado mantuviera el monopolio de la violencia legítima. A pesar de nuestras continuas guerras civiles, ese principio ha seguido rigiendo. Lo cierto es que la tasa de violencia en la España actual es una de las más bajas del mundo.

El control de las armas en manos privadas sería un buen logro para los Estados Unidos. Resulta extraño que uno de los grupos de presión más fuertes en ese país sea la Asociación Nacional del Rifle. El cine norteamericano ha hecho mucho para extender la creencia de que todo el mundo tiene derecho a disponer de armas. Está muy bien las condolencias públicas después de cada tiroteo aleatorio con víctimas mortales, pero sería mejor una enmienda constitucional para regular el mercado de armamento.

Más de este autor

Más en El Subjetivo

Cuadro de (nuevas) costumbres

"Algo les costó aceptarlo a esos viejos que fueron niños de la postguerra y que siendo abuelos han preservado la escasez en la memoria y el ahorro como primer mandamiento, pero al fin asumieron que ahora les tocaba a ellos estar como nosotros les rogábamos. Encerrados"

Animales de tele

"A nadie le extrañe que el Gobierno haya decidió untar con 15 millones de euros a las televisiones privadas con el fin de que sigan entreteniendo al personal"