Susana Koska

Elena Poniatoswka y el círculo mágico

La Poniatowska vestida de icono y con sonrisa glamurosa de Hollywood ha cerrado un círculo y llenado de rojo pasión el Día del Libro.

Opinión

Elena Poniatoswka y el círculo mágico
Susana Koska

Susana Koska

Documentalista. Cronista de lo mio reconvertida en la nueva mujer biónica.

La Poniatowska vestida de icono y con sonrisa glamurosa de Hollywood ha cerrado un círculo y llenado de rojo pasión el Día del Libro.

Si tengo que elegir entre la soberbia obra de Elena Poniatowska no dudaré un instante, me quedo con Leonora y no solo por la Carrintgton que también, sino por el círculo telúrico que describe entre tres mujeres; la pintora y ceramista española Remedios Varo, la fotógrafa húngara Kati Horna y Leonora Carrintong caballo desbocado llegado de otra dimensión para conjunrarlas. Amigas, brujas, artistas, herbolarias, gatunas y chamanas, cada cual con su arte, dibujaron el surrealismo mejicano. Tres mujeres que cruzaron vida y destino, procedentes de una España trágica, utópica e irrepetible y que atraparon en su tela de araña a la joven y bella Elena allá por los años 50.

Hoy la Poniatowska vestida de icono y con sonrisa glamurosa de Hollywood ha cerrado un círculo y llenado de rojo pasión el Día del Libro. Le ha arrancado el crespón negro, ajado de tanta loa a Gabo entronizado. Su voz de cascabel se enciende para iluminarnos, remover las tripas a los presentes, darnos en el morro con la tan poco igualitaria estadística de género en el reparto del Cervantes. Oh si, también ella.

Hoy la Poniatowska habló de las tres Marías; María, Dulce María y Ana María, que abrieron el círculo mágico de las tres mujeres con premio Cervantes para recibirla. Pero también habló de Tina Modotti, fotógrafa y activista, de Sor Juana Inés de la Cruz que en el siglo XVII llamó necios a los hombres y alguna razón tendría la monja, de Maritornes, de Rosario Ibarra y de su Leonora. Habló de las mujeres en pie de guerra de Chiapas y de las salvajemente asesinadas día tras día impunemente en Ciudad Juárez.

No se dejó a su madre, a su hermana, a su hija, a su nieta, nos nombró a todas.

Más de este autor

Versión española

Y mira que no es mala idea y dirán que es para elevar el nivel intelectual del país. Que vamos a la cola de la UE en la V.O. Que las películas son más auténticas en su idioma y que el doblaje franquista creo situaciones bizarras en los guiones de Ford.

Opinión

La jefa del mes

Pirelli está que echa la casa por la ventana del taller.
Este año tenemos una jefa para cada mes.

Opinión

Más en El Subjetivo