Gorka Maneiro

Fue UPYD

Puesto que es verdad, otros no lo hicieron y nos costó caro, conviene decirlo: fue UPYD quien se querelló contra Bankia por su salida a Bolsa y quien denunció la existencia y el uso de las tarjetas Black… además de presentar otra serie de denuncias por corruptelas, corrupciones, mala gestión o ilegalidades varias cuando concluimos que no quedaba otro remedio que recurrir a la vía legal.

Opinión

Fue UPYD
Gorka Maneiro

Gorka Maneiro

Gorka Maneiro, portavoz de la Plataforma Ahora.

Puesto que es verdad, otros no lo hicieron y nos costó caro, conviene decirlo: fue UPYD quien se querelló contra Bankia por su salida a Bolsa y quien denunció la existencia y el uso de las tarjetas Black… además de presentar otra serie de denuncias por corruptelas, corrupciones, mala gestión o ilegalidades varias cuando concluimos que no quedaba otro remedio que recurrir a la vía legal.

Ahora que vemos a la cúpula del Banco de España o de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) imputada por la salida a Bolsa de Bankia y condenados a penas de cárcel Rodrigo Rato, ex vicepresidente del Gobierno de España y Miguel Blesa, ex presidente de Caja Madrid, conviene recordarlo, aunque sólo sea por justicia poética y porque, pudiéndolo, nadie más quiso hacerlo. Estos hechos los conocemos y están siendo juzgados porque UPYD decidió plantear cara a los corruptos y a los poderosos y hacer lo que debía hacerse, más allá de que tales actuaciones pudieran darnos réditos políticos posteriormente, que no nos dieron. Es decir, no fueron Mariano Rajoy ni Pablo Iglesias ni Pedro Sánchez ni Albert Rivera sino UPYD, el partido político que más ha hecho contra la corrupción política en la historia de nuestra democracia. O, en palabras de un afiliado de Ciudadanos en conversación privada de esta misma semana pasada, “el único partido político insobornable de la democracia”. Y es que no es lo mismo pelear contra los corruptos que facilitarles el gobierno.

Fue Andrés Herzog pero todo UPYD quien osó dar el paso, partido político que vio sus recursos económicos mermados como consecuencia de una decisión política que podría resumirse del siguiente modo: me indignan las injusticias luego me rebelo y actúo para defender de la mejor manera posible a los ciudadanos españoles. Es decir, la causa justa. No sabemos estar de brazos cruzados. Así ha sido siempre UPYD y lo sigue siendo. Con todos nuestros defectos, somos como de otra pasta. Preferimos invertir en buena política que en propaganda. Porque, efectivamente, la decisión fue tomada libremente y con todas las consecuencias. No sé si a sabiendas de lo que suponía pero desde luego a conciencia y con valentía. Y la tomamos a pesar de nuestro reducido tamaño, nuestra limitada presencia mediática y nuestros reducidos recursos económicos. Y hoy seguimos estando orgullosos de ello.

UPYD ha hecho y sigue haciendo otras muchas cosas: ahí está su compromiso para regenerar la democracia en España, su lucha contra la corrupción política, su defensa de la igualdad o su compromiso por impulsar las reformas que España necesita. Hoy recuerdo sólo una actuación concreta… pero hubo y hay otras muchas. No me gusta decir aquello de “nosotros ya lo decíamos”, “nosotros ya lo hicimos” o “fuimos los primeros”. Pero en este caso, puesto que otros no lo dicen, es obligado recordarlo: fue UPYD quien lo hizo. Todos los demás pudieron hacerlo… pero no es que no se les ocurriera sino que no quisieron. Y es que casi todos estaban en el ajo.

Más de este autor

Sobre las mayorías y las minorías

Es bueno que, atendidos los hechos que vienen ocurriendo en Cataluña, seamos capaces de analizar también todo cuanto se dice, de modo que aclaremos algunos términos. Hace unos días, en el Parlamento de Cataluña, Miquel Iceta vino a decirle a Puigdemont que lo más grave de todo lo ocurrido era que no tenían la mayoría necesaria para proclamar unilateralmente la independencia: que con más votos “catalanes” igual sí, pero que con menos del 50%, imposible. Y es habitual que este argumento se presente como el más importante de todos e incluso el único… con el objetivo de detener las intenciones (delictivas) del independentismo más obtuso.

Opinión

¿Dónde estáis ahora que nuestra ciudadanía está amenazada?

Fernando Savater nos dejó escrito que “la verdadera salud consiste en hacer grato el tiempo y estimular la creatividad… aunque también se tosa de vez en cuando”. Hay distintas formas de hacer grato el tiempo y estimular la creatividad y hay algunas actividades que cubren o pueden cubrir ambos propósitos. Se me ocurre tomar un […]

Opinión

Más en El Subjetivo

José García Domínguez

El sueño bipartidista de Casado

«Al igual que los indignados de la izquierda, poco a poco, sin hacer mucho ruido, al discreto modo, están volviendo en fila India al redil del PSOE, la casa del padre, lo mismo, barrunta Casado, estaría a punto de suceder con los indignados de la derecha»

Opinión

Pilar Cernuda

Desastrosa jugada

«Pedro Sánchez cuenta con la ayuda inestimable de un gurú lanzado al estrellato desde que empezó a asesorar al actual presidente; pero los dos, Pedro e Iván, Iván y Pedro, han organizado  una jugada que ha sido desastrosa»

Opinión

Daniel Capó

De una lengua a otra

«Y precisamente porque nuestra condición es lingüística, conviene protegerse de un uso perverso del idioma, del empobrecimiento cultural al que asistimos en las escuelas y en la vida pública, del uso y del abuso de la propaganda en la política… Y recuperar un lenguaje noble para alcanzar una vida alta.»

Opinión

Juan Manuel Bellver

La amenaza de una nueva ley seca

««Prohibido prohibir», proponían los jóvenes libertarios parisinos que se echaron a la calle en mayo del 1968, poniendo en duda el concepto de autoridad. De aquel eslogan algo naif, la mejor enseñanza que se puede extraer es la de sospechar siempre de cualquier restricción de las libertades individuales aplicada en beneficio de todos»

Opinión