The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

Hasta pronto Iker

No has sido el primero ni serás el último que ha tenido conflictos en el vestuario, es algo que conlleva el ser el líder del mayor club de la historia y no es nada sencillo.

“Por encima de recordarme por ser un buen portero o un mal portero, sólo espero que la gente se acuerde de mí por ser buena persona”. Estas palabras pronunciaba Iker Casillas poco antes de finalizar su declaración antes los medios de comunicación.

Querido Iker, a estas alturas no creo que nadie considere que seas mala persona. Otra cosa es que muchos pensemos que te equivocaras y no supieras reaccionar como se esperaba de un capitán del Real Madrid. No has sido el primero ni serás el último que ha tenido conflictos en el vestuario, es algo que conlleva el ser el líder del mayor club de la historia y no es nada sencillo.

Por otro lado, esa frase pone de manifiesto algo que tú mismo has reconocido muchas veces, no has estado bien en los últimos años. Por eso apelas a que te recordemos como buena persona y no como un buen o un mal portero. A mi juicio te equivocas, como madridista que soy, no seré capaz de olvidar muchos de los enfados que tus desaciertos bajo los palos me han provocado y los disgustos que he tenido por ver como tu estrella se iba apagando bajo el ruido de los silbidos del Bernabéu. Tampoco seré capaz de entender como después de 25 años en el Real Madrid nadie te enseñó a sacar el balón jugado con el pie.

Pero también te digo: Serás recordado como el mejor portero de la historia del Real Madrid. Está por ver si jugarás la Eurocopa del 2016 y si habrás sido capaz de recuperar el tono que tenías. En caso de que no lo hagas también serás recordado como el mejor portero de la historia de la Selección Nacional. Eso nunca nadie te lo podrá quitar. ¡Hasta pronto Iker!

Más de este autor

Más en El Subjetivo