Paloma Barrientos

Javier, Ricardo y Marc: os esperamos

En cualquier lugar habrá siempre un periodista que arriesgará su vida para que cualquiera de nosotros leamos esa información y sepamos en qué mundo vivimos...

Opinión

Javier, Ricardo y Marc: os esperamos

En cualquier lugar habrá siempre un periodista que arriesgará su vida para que cualquiera de nosotros leamos esa información y sepamos en qué mundo vivimos…

Javier Espinosa, Ricardo Vilanova y Marc Marginedas son tres periodistas españoles que permanecen secuestrados por los “secuestradores” de la libertad. Su único delito ha sido estar en el lugar apropiado en el momento inoportuno para en esa ubicación contar al resto del mundo  lo que ocurre y fotografiar lo que ven. 

Así, sin armas, sin violencia, solo con cámaras, iPad, iPhone, portátiles, cargadores múltiples y demás parafernalia tecnológica. Una artillería cotidiana que les sirve para transcribir las ilegalidades que se cometen en cualquier parte del mundo en nombre de no-se-sabe quién ni de qué. 

Ricardo, Marc y Javier no son héroes, solo periodistas, informadores, contadores de historias cuyo trabajo es precisamente revelar que hay lugares donde las libertades no existen porque hay elementos (que alguna vez fueron personas, ahora no) que utilizan la brutalidad para silenciar a quien se revela. Ahora es Siria, antes fue Yemen, Irak, Irán, Colombia, Sicilia… en cualquier lugar habrá siempre un periodista que arriesgará su vida para que cualquiera de nosotros leamos esa información y sepamos en qué mundo vivimos. Seguramente cómodos y tomando café mañanero.

Marc, Javier y Ricardo os esperamos pronto, esa sí será la mejor noticia del día.

Más de este autor

¿Y la alta costura de París?

En las pasarelas de París, ya no hay caras sino espaldas. Decir París es decir amor, luz y moda. Coco Chanel elevó a categoría superlativa la costura.

Opinión

¿Y quién cuidará de ella?

¿Y ahora qué? ¿Qué pasará con ella? ¿Cuánto tiempo la dejarán respirar hasta que de nuevo la coloquen al borde del precipicio? El drama de la niña de los ojos grandes y las uñas pintadas no ha hecho más que empezar

Opinión

Más en El Subjetivo

Jorge Freire

El donoso escrutinio

«A falta de novelas de caballerías que expurgar, bueno sería acometer un donoso escrutinio que sometiese a discusión aquellas supercherías que tomamos por verdades»

Opinión