Francisco Pou

La arrogancia de arrogarse

"Aquel que es demasiado pequeño tiene un orgullo grande"

Opinión

La arrogancia de arrogarse

«Aquel que es demasiado pequeño tiene un orgullo grande»

Me gustaría hacer un esfuerzo, como periodista, y por el maravilloso medio para el que estas líneas redacto, por ser “subjetivo” viendo la “objetividad” de una foto. La foto de hoy, en mi café junto a un polígono industrial era el run-run de una monja-vestida-de-monja, hablando en la subvencionada televisión de la Generalitat catalana. Efectivamente, era una salmodia matutina. La fiscalidad española nos roba. La alemana también, decía la piadosa señora. “Yo lo sé muy bien”. Y qué gran solución sería una independencia con un Estado que aún no existe, pero que será maravilloso. Amen. Arrogancia-vestida-de-monja de la autoridad moral de 2.000 años de Iglesia, embutida en versión digital con el dinero de los contribuyentes españoles y catalanes. Esto yo lo sé muy bien.

Arrogancia. Como la arrogancia de Artur Mas. Él, “es” Cataluña. Él está seguro. Él lo sabe bien. Y el titular junto al café humeante era su profecía: “Cataluña no se fía del Estado”. Eso sí, del Estado nuevo, que en su cabeza exista, sí se fía “su pueblo, que él lo sabe bien.

Decía Voltaire que “aquel que es demasiado pequeño tiene un orgullo grande”. Sí. Arrogancias de iluminados grandes jefes (“fuhrer” en alemán) han llevado a grandes miserias. Porque (y eso es Sócrates), el orgullo genera el tirano. 

Eso era mi subjetividad de café en la foto del día, perdonen ustedes mi juicio si hay maldad.

Más de este autor

Escribir para siempre

Es que en un concierto puede sonar explícito una máquina de escribir, la carga de una caballería, un cañón, o un barbero de Sevilla. Pero no un ordenador. Los ordenadores no han traído aún mejores escritores.

Opinión

Niños muertos por guerras y etiquetas

Los niños antes se ‘reconocían’ y eran reconocidos por su entorno, su ascendencia evidente, incluso el oficio familiar. Ahora se reconocen y registran, se registran para siempre en forma de dígitos, incluso asignando una ‘firma digital’ .

Opinión

Más en El Subjetivo

Joaquín Jesús Sánchez

Atados en corto

«El poder es muy goloso, casi tanto como la sensación de seguridad. Aprovechar el justísimo cabreo del ciudadano con los descerebrados que salieron el otro día a compartir gérmenes para pedir suspensiones de derechos fundamentales es, reconózcanmelo, una barrabasada»

Opinión

Julia Escobar

Viajar es de pobres

«Desde que ingresamos en la UE y nos convertimos en el parque temático de Europa, en detrimento de nuestra industria, se ha convertido en uno de los pilares de nuestra subsistencia»

Opinión

Gregorio Luri

Asignaturas y disciplinas

«Se quiera o no se quiera aceptar, la misión de la escuela no consiste en llevar el mundo real a las aulas, sino en acelerar la adquisición de conocimientos del alumno en un ambiente artificial»

Opinión