Javier Capitan

La diosa necesaria

Debo reconocer que no tengo un criterio para elegir qué noticia de The Objective voy a comentar en mi artículo semanal. Hoy, me he decantado por esta foto procedente del Nepal.

Opinión

La diosa necesaria

Debo reconocer que no tengo un criterio para elegir qué noticia de The Objective voy a comentar en mi artículo semanal. Hoy, me he decantado por esta foto procedente del Nepal.

Debo reconocer que no tengo un criterio claro para elegir qué noticia de The Objective voy a comentar en mi artículo semanal. Hoy, por ejemplo, me he decantado por esta foto procedente del Nepal simplemente porque me gusta mucho la imagen. Pero, una vez elegida, la verdad es que no tenía ni idea de qué comentar más allá de ese mágico marasmo de letras que envuelve la ventana a la que se asoma el niño. De algún modo, es una alegoría de los tiempos que nos ha tocado vivir, en los que la información, representada por todo lo que ahí aparece escrito o dibujado, se convierte en un batiburrillo de proporciones descomunales al que uno sólo se atreve a asomarse tímidamente, abrumado ante la ingente tarea que supone intentar abrirse paso con criterio en semejante lodazal. No sabemos lo que hará el niño, pero la tentación de darse la vuelta y volver al interior es muy fuerte. 

Gracias al pie de foto, he podido descubrir, confieso mi ignorancia, que en el hinduismo hay una diosa del conocimiento. Sarasvati, que así se llama la deidad, da amparo al saber, las artes y la verdad, a la educación y la cultura. Sarasvati, la diosa necesaria, se debería hacer una escapadita a este rincón de occidente, donde el arte y el saber (a no ser que tenga una inmediata aplicación productiva) parecen haberse convertido en molestas adiposidades que deben ser eliminadas con una dieta del más ramplón pragmatismo. Si viviera en España, cada rezo a la diosa debería pagar el IVA incultural del 21% y, de hacerlo en Portugal, su gobierno la habría secuestrado para vender impunemente los cuadros de Miró que se van a liquidar para pagar alguna nueva insensatez. Eso en lo que a las artes y la cultura se refiere, porque no te digo nada lo que le harían si a Sarasvati le diera por descubrirnos la verdad. Que cierre el niño la ventana, por lo que pudiera pasar. 

 

Más de este autor

Pilotos en huelga

No todas las huelgas cuentan con el mismo respaldo social. Muy probablemente, la de los pilotos de Lufthansa sea de esas que cuentan con un escaso apoyo de la población.

Opinión

Una obra póstuma de Berlanga

“¿Os creías que iba a dar marcha atrás, eh? Pues os vais a enterar, porque voy a hacer mi consulta. ¡Toma! ¡Toma! A ver con qué cara os quedáis ahora”. Esta es mi traducción libre al castellano de inicio del discurso del President.

Opinión

Más en El Subjetivo

Aloma Rodríguez

Tener hijos no te hace mejor

«Ser padre es tan egoísta como no serlo. Y además los hijos pueden convertirse en un escaparate de nuestras virtudes, ‘sparring’ de nuestras frustraciones, explicaciones de nuestros fracasos, o, lo peor, nuestro proyecto vital»

Opinión