The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

Menos hablar y más correr

El problema es que los males siguen siendo los mismos, y la excusa de que toda la responsabilidad es del que se sienta en el banquillo ya no cuela

"Menos hablar y más correr". La frase de Isco tras finalizar el entrenamiento del pasado lunes refleja seguro el sentir de una gran parte de la afición madridista. Cansados del pasotismo, indolencia o ‘sobradez’ de algunos jugadores, la hinchada blanca mostraba al final del partido contra el Atlético de Madrid su malestar con todo y con todos. A más de uno seguro que le vino a la cabeza lo acontecido la pasada temporada. Un inicio parecido provocó que antes de Navidad el Madrid dijera adiós a cualquier posibilidad de luchar por la liga. En aquella ocasión el culpable para los medios estaba claro se llamaba José y se apellidaba Mourinho. Los jugadores se salvaron de la quema porque el objetivo era un portugués, para casi todos, no es mi caso, perverso, mal educado y enemigo de lo español y de los españoles. Cubiertos por ese paraguas y arengados por los palmeros de turno, más de uno, y más de dos, se vino arriba para regocijo de los que buscaban adeptos a la causa.

El problema ahora que ya no está el "pérfido" portugués para echarle la culpa, es que los males siguen siendo los mismos y la excusa de que toda la responsabilidad es del que se sienta en el banquillo ya no cuela. La gente señala a Carlo Ancelotti pero no exime de responsabilidad a unos futbolistas que, como el año pasado, parece que piensan que, la liga, empieza a jugarse a partir del mes de Diciembre. Toca espabilar y bueno será, para tranquilidad de todos, que los primeros brotes verdes empiecen a aparecer hoy, en la Champions, ante el Copenhague y el sábado, en Valencia, ante el Levante.

Más de este autor

Cartas marcadas

Difícil es encontrar en la centenaria historia del Real Madrid un caso como el de Diego. Sin comerlo, ni beberlo, regresa al club por ...

Más en El Subjetivo