The Objective
Publicidad
Amando de Miguel

El fotógrafo estaba allí

Me impresiona mucho más lo que hay detrás, lo que carece de imagen. Los fotógrafos no están en los campos de concentración (piadosamente “de refugiados”), donde se hacinan millones de sirios. Se alojan en la misma Siria, en la frontera turca, en el Líbano. Los verdaderamente pobres se encuentran allí.

Opinión
Comentarios
El fotógrafo estaba allí

Me impresiona mucho más lo que hay detrás, lo que carece de imagen. Los fotógrafos no están en los campos de concentración (piadosamente “de refugiados”), donde se hacinan millones de sirios. Se alojan en la misma Siria, en la frontera turca, en el Líbano. Los verdaderamente pobres se encuentran allí.

La muerte de un niño conmueve al máximo porque resulta contra natura. Sin duda, la escena del policía turco recogiendo gentilmente el cadáver del niño ahogado constituye una de las fotos del año. Pero me da que se trata de un suceso maquillado, preparado, justo para impresionar. Ya es casualidad que el fotógrafo estuviera allí y no echara una mano para comprobar si el niño se encontraba vivo. Tampoco resulta creíble que hubiera un solo guardia.

Me impresiona mucho más lo que hay detrás, lo que carece de  imagen. Los fotógrafos no están en los campos de concentración (piadosamente “de refugiados”), donde se hacinan millones de sirios. Se alojan en la misma Siria, en la frontera turca, en el Líbano. Los verdaderamente pobres se encuentran allí. 

Aunque nos parezca extraño, los desplazados de la guerra (sirios, iraquíes, afganos) más necesitados no son los que tratan de llegar a las islas griegas, a las costas italianas. Los que se atreven a dar el salto al menos han podido reunir algunos ahorros para pagar el viaje y a los traficantes. La gran mayoría permanece sin recursos en los campos de concentración y en ellos perecen. Ahí es donde mueren muchos niños y adultos sin fotógrafo que dé testimonio de su miseria.

Lo lógico es que los emigrados de las guerras de Siria, Iraq y Afganistán se dirigieran a los países ricos de Arabia. Después de todo, seguirían en el mundo musulmán. Pues no. Su meta es Alemania o los países nórdicos de Europa. Saben que el Estado de bienestar europeo proporciona ayudas que superan los salarios de sus países de origen. Se dirigen a pequeñas comunidades de sus paisanos que ya se han instalado en la Europa rica. Para el viaje hay que disponer de  recursos económicos y anímicos.

Envía el primer comentario
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D