Laura Fàbregas

Qué bien no ser así

"Si los partidos recurren tanto a Twitter, con ejércitos de bots incluidos, es para intentar modelar la opinión pública en función de su agenda política"

Opinión Actualizado:

Qué bien no ser así
Foto: FREESTOCKS| Unsplash
Laura Fàbregas

Laura Fàbregas

Vivo entre Madrid y Barcelona. En tierra de nadie. Me interesan las causas incómodas. Pero lo importante no es lo que se dice sino lo que se hace.

El gran éxito de Twitter es funcionar como lo hacen los grupos de primates. Es decir, cerrando filas con los tuyos y linchando al adversario. El libro El mono que llevamos dentro, del prestigioso primatólogo Frans de Waal, abunda en aquellas conductas del ser humano que nos asemejan a nuestros ancestros más cercanos. Y no todas son malas, desde luego. El ansia de poder o el sentido de territorialidad conviven con las expresiones más genuinas de solidaridad, empatía o lealtad.

Si los partidos recurren tanto a Twitter, con ejércitos de bots incluidos, es para intentar modelar la opinión pública en función de su agenda política. Y el odio o la idea de un enemigo común suscitan más cohesión que las manifestaciones de amor. Cualquier idea, ya sea la independencia de Cataluña o la unidad de España, cuenta con su particular grupo de chimpancés dispuesto a defenderla de forma acrítica y arremetiendo siempre contra el discrepante.

En términos evolutivos, este seguidismo hacia el grupo de pertenencia garantizaba nada menos que la propia supervivencia. En el mundo de Twitter, solo sirve para explotar ese motor de movilización social que es el odio. Por eso es tan importante la ética personal. Para no sumarte al linchamiento en forma de retuit. Para hablar por uno mismo, para provocar incluso. Pero sin perder la humanidad.

Más de este autor

Monedero y el pueblo

«Ya sabemos que el hombre, en masa, es más parecido a un chimpancé que a un ser racional»

Opinión

Más en El Subjetivo

Ricardo Dudda

Para cuando vuelva el procés

«Para cuando vuelva el procés, habrá que insistir en lo de siempre. Hay tres cuestiones centrales en el catalanismo que lo son también del independentismo, y que han protagonizado la actualidad en los últimos meses: la lengua, el Estatut y las infraestructuras.»

Opinión

Gregorio Luri

Twitter en Pompeya

«Los arqueólogos han sacado a la luz más de 20.000 ‘graffiti’ -¡y los que aguardan!- que nos sorprenden por la familiar trivialidad que encontramos en ellos»

Opinión