The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

Quijotesco y español

Hace falta estar loco o ser poco español para no reconocer en el acto la cita que reza: “En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo”(…) Cualquier hombre de letras se avergonzaría de aquél que dudase ante ella. La obra cumbre de la literatura castellana fue escrita en esa lengua antigua por Miguel de Cervantes Saavedra. Un autor retrata a un personaje icónico como Segismundo, Cyrano, Julieta o Gulliver, tal vez sin darse cuenta de la magnitud del cuadro, mientras confunde al lector incauto dando, por ejemplo, a don Quijote el arte de la pluma y a don Miguel la finura de un manierista bigote.

Confieso que yo sí me leí el Quijote tarde y bien. Cabría preguntarse si vale la pena invitar a un imberbe adolescente al mundo ficticio del hidalgo noble que ve molinos donde hay gigantes, o al revés, y su escudero a lo largo de más de mil páginas reales y encima pretender que se divierta.

Nuestro paso por la vida solo cuenta lo que cuenta para nosotros. Para el extranjero, la fotografía de “The Objective” de una bacía de barbero sobre fondo de cielo azul no significa nada. Para la sangre de un castellanohablante esa imagen es una alusión clara a nuestro héroe nacional por antonomasia. Ese pedazo de metal no es tal, sino el mágico Yelmo de Mambrino sobre la cabeza del caballero de la triste figura. El tiempo escribe y cervantina la pluma vuela, usted ya me entiende.

Enamorarse de Dulcinea, leer libros hasta volverse loco, oír hablar a Sancho en refranes, reescribir el Quijote en tuits, envejecer poco a poco. Estar solo, tener buena intención, saber perder, ser incomprendido y no rendirse. Todo esto me parece quijotesco y español.

Más de este autor

Letra cursiva

“Puedo escribir los versos más tristes esta noche”. Puedo escribir como si fuera el poeta chileno y dejar caer una estrella fugaz a su ...

Más en El Subjetivo

Dignidad

Como nunca estuvo muy claro qué añade la dignidad a los derechos humanos, con el tiempo, aquélla ha aspirado a ser el fundamento metafísico de estos