Carlos Carnicero

Salvador, cuarenta años en la memoria

Se trata de que la hija del torturado y la del torturador disputan la primera magistratura en un escenario en el que los golpistas todavía no han pedido perdón a sus víctimas

Opinión

Salvador, cuarenta años en la memoria

Se trata de que la hija del torturado y la del torturador disputan la primera magistratura en un escenario en el que los golpistas todavía no han pedido perdón a sus víctimas

Tuve el privilegio de visitar el palacio de La Moneda, el primer día que se abrió al público después del golpe militar de 1973. Acababa de tomar posición Ricardo Lagos, socialista y presidente constitucional de Chile. Ya no existía la puerta lateral por la que salieron, brazos en alto, detenidos por los milicos, los defensores de la legalidad encerrados junto a Salvador Allende en la casa de Gobierno. Aquellas lejanas imágenes en blanco y negro se quedaron grabadas en la memoria de una generación inconsolable, al pairo de la guerra fría. Estados Unidos hizo su trabajo y preparó y colaboró en el golpe militar para continuar el círculo del horror en Latinoamérica. 

No han cambiado tanto las cosas. En las próximas elecciones, la ex presidenta Michelle Bachelet, hija del general Alberto Bachelet, leal a la república, torturado y asesinado por la dictadura de Pinochet, se enfrentará a la candidata Evelyn Rose Matthei Forne, hija del general Fernando Matthei, responsable entonces, con el grado de coronel, de la Academia de Guerra Aérea, lugar y momento en donde fue torturado y asesinado el padre de Michelle Bachelet.

No se trata de la primera confrontación por la presidencia de la república en Chile entre dos mujeres. Se trata de que la hija del torturado y la del torturador disputan la primera magistratura en un escenario en el que los golpistas todavía no han pedido perdón a sus víctimas.

Las calles de Santiago, ya con las alamedas abiertas como pronosticó en su último discurso el presidente Salvador Allende, están tensas ante la proximidad del cuarenta aniversario del golpe militar. Las protestas han dado paso a la represión en un Chile en el que los desposeídos siguen confiando en que las promesas hechas por el presidente socialista derrocado en 1973 puedan finalmente ser cumplidas. El resultado electoral lo conoceremos en la noche del próximo 15 de diciembre. Ganará la hija del torturador o la hija del torturado.

Más de este autor

El peligro de los lobos solitarios

Los asesinatos de Londres y París, por terroristas solitarios, han sembrado la alarma sobre este tipo de actuaciones criminales imposibles de prever y difíciles de combatir

Opinión

Argentina no olvida

Néstor Kirchner y Cristina Fernández han hurgado en las tinieblas del periodo militar y han puesto a cientos de responsables de crímenes políticos a disposición de los tribunales

Opinión

Más en El Subjetivo

Anna Grau

Hambre de Girona

«La resistencia “galdosiana” de Gerona no es que haya sido borrada de la historia oficial catalana…pero sí se ha intentado que pase sin pena ni gloria»

Opinión