Melchor Miralles

Una excusa

La yihad mundial contra la inteligencia planetaria. Guerra de guerrillas. Alta tecnología contra el formidable poder del fanatismo político-religioso-ideológico.

Opinión

Una excusa
Melchor Miralles

Melchor Miralles

Periodista, productor de televisión y cine y escritor. Le gusta leer, viajar, comer, o sea, un disfrutón de la vida.

La yihad mundial contra la inteligencia planetaria. Guerra de guerrillas. Alta tecnología contra el formidable poder del fanatismo político-religioso-ideológico.

Me imagino a Fabrizio Bensch, el fotógrafo, captando esta imagen desde otro helicóptero. Empotrado en el pájaro de hierro. Cumbres nevadas. La yihad mundial contra la inteligencia planetaria. Guerra de guerrillas. Alta tecnología contra el formidable poder del fanatismo político-religioso-ideológico. La imagen podría ser de una peli de James Bond. O de un reportaje del National Geographic que nadie ve en La 2. Pero no, es el Cáucaso Norte. Los Juegos Olímpicos de invierno. Mucha pasta en juego, además de las medallas.

Hoy es Sochi. Ayer fueron las Torres Gemelas, o el Metro de Madrid. Pero ésta es una guerra mundial del Siglo XXI. Se libra en Europa, en América, en Asia, en Oceanía y en África. Sí, en el reino de los sin nadie de Galeano está buena parte del tuétano de este conflicto que, además, es un cara a cara del primer mundo contra el mundo que se muere en la miseria. En la nada de los nadie. En África. En el Sahel. Esa sí que es la nada, no aquella en la que vivimos quienes no comulgamos con las Cospedales que nos han tocado. Una nada de infinita riqueza que disfrutamos quienes solo pisamos esa tierra de turismo o para contar desgracias. Y algunos para echar una mano, también.

Los Juegos son una excusa para hacerse hueco en el escaparate. La partida es larga. De fondo. Los peones se mueven desde las montañas nevadas majestuosas entregadas ahora al olimpismo, a los desiertos. Desde las capitales donde el stablishment organiza las piezas, hasta las chozas donde los líderes del fanatismo manejan a muchos que no tienen nada que perder. Lo que les hace más peligrosos. El mundo en el que vivimos. Que convendría cambiar con urgencia. O nos devorará.

Más de este autor

El triple de Sánchez que quizá no entre

Pedro Sánchez trató de convencer por activa y por pasiva al ex juez Fernando Grande Marlaska para que fuera candidato del PSOE a la alcaldía de Madrid y no lo logró, pero al final entró en el Gobierno como ministro, que luce más todavía y tampoco tiene mala pensión.

Opinión

Las opciones de Venezuela

Ayer el pueblo venezolano se echó de nuevo a la calle, valiente como siempre, para evidenciar por enésima vez el rechazo social al régimen de Nicolás Maduro, sucesor del narcoestado instaurado bajo la dirección del régimen castrista de La Habana, en esa “invasión consentida” que ha sumido a Venezuela en la miseria con un Gobierno ilegítimo que se mantiene imponiendo el terror.

Opinión

Más en El Subjetivo

Aloma Rodríguez

Escritoras, subcategoría literaria

Ayer era el día de las escritoras, se celebra el lunes más cercano al 15 de octubre, día de la muerte de Teresa de Ávila. En El libro de la vida, sus memorias escritas aprovechando que le piden una confesión que sea una explicación clara de las “mercedes” que le ha hecho el Señor. Y ella […]

Opinión

Arman Basurto

Patrias

«Todos, en mayor o menor medida, jerarquizamos el valor de la vida en base a unos parámetros personalísimos»

Opinión