The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

Un empresario de la Púnica admite que montó la comunión de la hija de Granados: “No daba lo mismo paleta que jamón”

The Objective
Foto: Victor Lerena | EFE

Facturas falsas, actos gratis para el PP que luego se cobraban inflando facturas a los ayuntamientos, comuniones regaladas, una pista de hielo... Es la declaración ante el juez de la Púnica, Manuel García Castellón, del empresario de cámara del PP José Luis Huerta que en más de cuatro horas de interrogatorios admite que financió actos del partido y eventos particulares a sus dirigentes que después se pagaron con dinero público. "Hacía las fiestas, pensabas que ganabas el oro y el moro, estaba obligado", confiesa ante el juez el empresario que relata como los alcaldes "tiraban con pólvora de rey" para pedirle actos en situaciones propias de las películas de "Berlanga" según el juez.

Uno de esos casos fue la comunión de la hija de Francisco Granados en 2008. Una fiesta a la que asistió Esperanza Aguirre, que le costó 48.000 euros, y que Granados le dijo expresamente que no le iba a pagar. "Me dijo que no me pagaba la comunión de su hija", se escucha decir a Huerta en unos audios inéditos del día de la declaración, que tuvo lugar a finales del pasado mes de mayo, pero no había sido escuchada hasta la fecha, y que han sido publicados hoy por Cadena SER.

Las fiscales creen que hasta la esposa de Granados estaba al corriente porque nunca preguntó por los costes de la comunión y solo quería "calidad". “No daba lo mismo paleta que jamón”, se escucha decir a José Luis Huertas, que acabó siendo el organizador de fiestas para el PP en municipios de Madrid como Ciempozuelos, Valdemoro, Móstoles, Algete, o Moraleja de Enmedio entre otros. Además, sostiene que en ocasiones costeó él los eventos con cargo a los beneficios obtenidos de las adjudicaciones. Pero a regañadientes admite también que en otras infló el precio de las facturas giradas a los ayuntamientos, con el beneplácito de sus dirigentes, para cobrarse estos trabajos extra, e incluso  la elaboración de facturas falsas.

José Luis Huerta fue el empresario de éxito del PP en la Púnica. Quebró tras el estallido del caso. Hoy cuenta al juez que trabaja de camarero por 1.200 euros mensuales, publica la SER.