The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad

España

Mueren diez soldados filipinos por fuego amigo en combates contra yihadistas

Los bombardeos de la aviación filipina contra milicias islamistas han matado por error a diez soldados que combaten a los yihadistas, ha reconocido este jueves el secretario de Defensa, Delfín Lorenzana.

Mueren diez soldados filipinos por fuego amigo en combates contra yihadistas
Reuters

Los bombardeos de la aviación filipina contra milicias islamistas han matado por error a diez soldados que combaten a los yihadistas, ha reconocido este jueves el secretario de Defensa, Delfín Lorenzana. «Un grupo de nuestras fuerzas armadas fue alcanzado por nuestros propios bombardeos. Han muerto diez», informó a la prensa en Manila el secretario de Defensa , precisando que el suceso ocurrió el miércoles.

Al menos 174 personas han muerto en la última semana en los combates que se desarrollan en Marawi, en el sur de Filipinas, entre grupos yihadistas afines al Estado Islámico (EI) y el Ejército, según datos oficiales. El teniente coronel Jo-ar Herrera, portavoz de la 1ª División de Infantería, declaró a los medios de comunicación que al menos 120 islamistas han sido abatidos mientras 35 efectivos gubernamentales han perdido la vida en acción, entre los que se encuentran los diez abatidos por fuego amigo. Además, entre el total de muertos hay 19 civiles, una cifra que no coincide con la ofrecida por el portavoz del Comité de Gestión de Crisis de la provincia de Lanao del Sur, Zia Alonto Adiong,  que asegura a Efe que «el número de bajas civiles rondaría el centenar».

Entre 50 ó 100 yihadistas del Grupo Maute, vinculado al EI, permanecen atrincherados en el centro de la ciudad y usan mujeres y niños como escudos humanos contra el asedio de las fuerzas militares, ha explicado en rueda de prensa Restituto Padilla, portavoz del Ejército.

Los combates comenzaron el día 23 de mayo al fracasar una operación militar para capturar a Isnilon Hapilon, líder del grupo yihadista Abu Sayyaf, también vinculado al EI, escondido por miembros del Grupo Maute. Los islamistas contraatacaron y tomaron parte de la ciudad después de prender fuego una comisaría, un colegio, una cárcel y una iglesia, donde secuestraron a un cura y 13 feligreses que mantienen secuestrados.

El Ejército ha recuperado desde entonces el 90 por ciento de la población y trata de liquidar «pequeños grupos de resistencia» parapetados tras un número indeterminado de civiles. Los soldados actúan al amparo de la Ley marcial, declarada por el presidente Rodrigo Duterte en toda la región de Mindanao el mismo día que se desató el conflicto. Pero los insurgentes, de los que en un primer momento los comandantes del ejército creen que son un centenar, resisten desde la semana pasada a los bombardeos aéreos y a los combates callejeros. El martes, las autoridades les instaron sin éxito a rendirse.

Envía el primer comentario

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D