The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad

España

La preocupación del PSOE por las encuestas obliga a Sánchez a duplicar los consejos de ministros

Pedro Sánchez diseña una doble convocatoria semanal hasta finales de año con el fin de doblar el foco mediático semanal de los miembros del Ejecutivo

La preocupación del PSOE por las encuestas obliga a Sánchez a duplicar los consejos de ministros

Más que la decisión en sí es relevante el contexto. Apenas una semana después de haber sido condenado por el uso electoral del Palacio de La Moncloa y la vulneración de la Ley Electoral durante la última campaña, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dio «instrucciones» este lunes para «acelerar la actividad del Ejecutivo y consolidar así la recuperación económica y para ello se van a celebrar dos Consejos de Ministros de aquí a final de año». Del comunicado del Ejecutivo -enviado solo a una decena de medios afines-, se desprende la convocatoria de hasta 10 reuniones del órgano colegiado del Ejecutivo para dar luz verde a una decena de proyectos legislativos, en los que se incluye la reforma laboral como medida estrella. 

El Gobierno pretende así darle la vuelta a las malas perspectivas económicas, con el peor dato del IPC en tres décadas y el temor a un estancamiento de la economía por la incertidumbre de la nueva variante de la COVID-19, ómicron. Ese fue el eje de la intervención de Pedro Sánchez este lunes en la Ejecutiva del PSOE en Ferraz, donde «destiló un mensaje de optimismo» ante una situación «coyuntural» de la economía que el presidente prevé responder a principios de 2021. De hecho, fuentes de la dirección socialista confían en el mensaje que les hacen llegar algunos expertos: «La tensión inflacionists podría resolverse en un mes», por lo que descarta compensar a determinados colectivos como los funcionarios por la pérdida de poder adquisitivo derivada del Índice de Precios al Consumo (IPC). 

Un optimismo desbocado que contrasta con la escalada del precio de la luz, el temor al desabastecimiento o los precios de los carburantes y que el Gobierno quiere contrarrestar con los datos del paro. Días antes de su publicación, el presidente anticipó a su partido los datos del desempleo para ilustrar su argumentario de recuperación económica, que posteriormente aireó su portavoz, Felipe Sicilia, en rueda de prensa en Ferraz: «El Gobierno está activando toda su capacidad para que toda esa recuperación no pare. Esta semana habrá datos de empleo que así lo anticiparán…», señaló antes de corregir su rotundidad: «Todos podemos prever buenos datos de empleo». Pero previamente Moncloa lo había puesto negro sobre blanco en su comunicado: «Esta semana vamos a tener muy buenos datos de empleo y afiliación de la Seguridad Social y el jueves y el martes se aprobará en el Consejo de Ministros el anteproyecto de ley de creación y crecimiento de empresas». 

«Un mes» para corregir la inflación

Sin embargo, la cuestión económica preocupa pero no motiva la insólita doble convocatoria de los Consejos de Ministros. Según fuentes socialistas, la preocupación radica en la cuestión política que centran los últimos sondeos propios del PSOE, por la que algunos sectores socialistas ya empiezan a barajar un ‘supermayo electoral’, según avanzó THE OBJECTIVE. «El PSOE no ha recuperado todo el terreno perdido desde el 4-M, hay un estancamiento», explican a este periódico fuentes del PSOE, motivo por el cual hay que «redoblar el foco mediático». 

Doble ración de visibilidad desde Moncloa para vender los logros y proyectos gubernamentales acaparando la portada informativa en dos días: martes y viernes. Un instrumento del que no ha hecho uso ningún Gobierno de forma sostenida en el tiempo, más allá de algún Consejo de Ministros aislado y con carácter extraordinario. Según el PSOE se trata de «redoblar la agenda legislativa para que no se demore y dilate en el tiempo. Si ya las tenemos, ¿Para qué esperar a aprobarlas?».

Estancamiento electoral del PSOE

Algunos hacen hincapié en que «Pedro Sánchez es un jefe muy exigente que pregunta por todos los temas y quiere resultados», mientras los portavoces oficiales hablan de «un Gobierno previsor que funciona a pleno rendimiento» y que aspira a unas «Navidades de la recuperación que llegue a todos los territorios». En otras palabras, remontar la perspectiva económica para hacer frente a un posible adelanto electoral en Andalucía y Castilla y León en la primavera, que iniciarán el ciclo electoral que podría aupar al PP.

En el PSOE admiten que el PP lo tiene fácil porque «la derecha pasará de tres fuerzas a dos amplificando sus resultados» mientras que el PSOE podría perder la primera fuerza en Castilla y León reforzando a Alfonso Fernández Mañueco, con la incógnita del resultado de Juan Manuel Moreno Bonilla en Andalucía: «Podríamos ganar pero Bonilla mejorará resultados». Un nuevo ciclo ante el que hay que echar el resto y para ello se tira de una apuesta electoral segura: la atalaya gubernamental del Palacio de La Moncloa. 

Envía el primer comentario

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D