The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
España

Un tercio de los niños está en riesgo de pobreza pero solo el 11% tiene beca de comedor

Educo reclama a las Administraciones que aprueben una cobertura universal de estos espacios y que eleven el gasto en Educación en tres puntos del PIB

Un tercio de los niños está en riesgo de pobreza pero solo el 11% tiene beca de comedor

Un niño come en el colegio. |Pere Gibert (Educo)

La pandemia ha tenido un gran impacto en los hogares españoles. Tanto que uno de cada tres niños está en riesgo de pobreza, aunque solo el 11% tiene una beca de comedor. La ONG Educo insta a las Administraciones a que aprueben una cobertura universal para que ninguna familia tenga que preocuparse de financiar ese espacio. La organización cree que el presupuesto dedicado a la Educación es insuficiente y solicita aumentarlo en tres puntos del Producto Interior Bruto (PIB).

La última Encuesta de Calidad de Vida del Instituto Nacional de Estadística (INE) señala que 2,5 millones de niños en España están en riesgo de pobreza, lo que supone un 31,1%. La pobreza extrema alcanza el 13,3%, pero solo el 11% de los menores de 16 años matriculados en la educación obligatoria recibe una ayuda de comedor, según los datos ofrecidos a THE OBJECTIVE por Educo, una organización presente en una docena de países.

«Un comedor universal»

«Hay niños que se quedan fuera por trámites administrativos y otros porque se usan datos económicos de otros años. Las becas no están garantizadas, por eso abogamos por un comedor universal», explica Pilar Orenes, directora de Educo. Países como Suecia y Estonia lo tienen y Finlandia lo implantó hace 70 años. Otros, como Francia, ofrecen desayunos gratis, lo que «iguala a todos los estudiantes». 

Orenes reclama que, mientras consiguen su propósito, las Administraciones deben unificar los criterios para conceder las ayudas, simplificar los procedimientos y garantizar el acceso de las familias con menos recursos. Educo calcula que el gasto anual medio que destina una familia a la educación de un hijo en Primaria alcanza los 1.288 euros. El servicio de comedor supone casi el 40% del total: 447 euros.

Unos niños juegan bajo la atenta mirada de sus maestras. | Foto: Educo

La organización señala que más de medio millón de menores, un 5,7%, no come en casa ninguna proteína, carne o pescado, cada dos días, tal y como recomiendan las autoridades sanitarias, lo que puede tener importantes consecuencias en su salud. «Necesitamos garantizar esa alimentación básica y de calidad para hablar de educación. El comedor escolar es un espacio donde los niños se relacionan de forma diferente, es un espacio equitativo», admite Orenes. 

Educo, que el año pasado apoyó a más de 5.000 niños vulnerables gracias a su programa de becas, considera que el comedor escolar es un espacio de vital importancia para romper el círculo de pobreza. Los datos avalan esa tesis. Los efectos de la pobreza permanecen en el tiempo: el 45% de los niños cuyos padres cuentan con estudios básicos no superan ese nivel y solo el 32% logra alcanzar la universidad.

Ascensor social

«La educación puede revertir los datos. Los niños están condicionados por la situación de sus familias. Si queremos que sea un ascensor social, el espacio que garantiza la equidad, necesitamos invertir en ella de manera urgente», apremia Orenes. España dedica el 4% del PIB a la educación, una cifra que no llega a la media europea, situada en el 4,7%. Para la ONG se trata de una cantidad insuficiente que hay que aumentar hasta el 7% del PIB, tres puntos más.

España es el segundo país europeo con mayor tasa de abandono escolar temprano, un 16%, seis puntos por encima de la media continental.  Educo considera que la mala educación aumenta las probabilidades de fracaso y abandono escolar. Pero no solo. La alimentación también tiene consecuencias en el desarrollo del menor, que incluso puede arrastrar secuelas durante toda la vida. Entre ellas, la obesidad, con el doble de incidencia en los niños que viven en hogares con bajos ingresos.

Un grupo de niños comen carne en un colegio. | Foto: Pere Gibert (Educo)

Orenes afirma que es necesario «educar desde la raíz» y eso supone garantizar el comedor escolar. En su opinión, este es una pieza educativa básica. Por eso le sorprende que el 28% de las escuelas de Primaria no dispongan de uno. Tampoco suele haberlo, dice, en Secundaria, «una etapa de altas necesidades nutricionales en las que también son de vital relevancia las relaciones y la buena convivencia».

La ONG lamenta que no existan datos desagregados por comunidades autónomas, lo que permitiría conocer con más precisión las regiones donde los menores se encuentran con más dificultades para acceder a los comedores sociales. En noviembre, los socialistas murcianos denunciaron que solo dos de cada 10 menores de la región podían acceder a la beca de comedor, algo que calificaron de «indecente». Una situación, advierten desde la ONG, que sucede en otros territorios, independientemente de su color político.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D