The Objective
Publicidad
España

Los precedentes que ponen en duda la candidatura de Macarena Olona en Andalucía

El juzgado anuló la inscripción de Toni Cantó en las listas populares de Madrid para las elecciones autonómicas, mientras que autorizó el acta de Javier Maroto como senador del PP en Castilla y León

Los precedentes que ponen en duda la candidatura de Macarena Olona en Andalucía

Macarena Olona | Eduardo Briones

El Ayuntamiento de Salobreña ha iniciado este viernes un procedimiento de baja de oficio en el empadronamiento municipal de habitantes de esta localidad costera de Granada por parte de la candidata de Vox a la Junta de Andalucía, Macarena Olona, para determinar si se ha producido una supuesta «inscripción indebida».

La polémica del censo de Macarena Olona

La diputada del partido verde se censó el pasado 25 de noviembre en la casa del presidente de Vox en Granada, Manuel Martín Montero, situada en el municipio de Salobreña, sin que esta constituya su residencia habitual. Esta inscripción se autorizó después de una previa verificación del cumplimiento de los requisitos legalmente exigibles, en la que el dueño de la vivienda acreditó el título de uso de la vivienda y autorizó la residencia de Olona en la misma. Sin embargo, desde la acusación formulada por el grupo Andaluces Levantaos ante la Junta Electoral Provincial de Granada, consideran que puede estar teniendo lugar un fraude de ley.

El artículo 4.1 de la Ley electoral de Andalucía otorga la posibilidad de ser elegibles en los comicios autonómicos a todos los ciudadanos que sean «electores», requisito que se consigue si se tiene la condición de andaluz. Así, tal y como apunta el Estatuto de Autonomía de la comunidad son andaluces las personas que, de acuerdo con las leyes generales del Estado, tengan vecindad en cualquiera de los municipios de Andalucía.

Sin embargo, la Ley reguladora de las bases del régimen local establece en su artículo 15 que los vecinos de un municipio son las personas inscritas en el padrón municipal, por lo que la condición de vecino se obtiene desde el momento de su inscripción en el padrón.

El caso de Toni Cantó

El exdiputado de Ciudadanos, Toni Cantó.
El exdiputado de Ciudadanos, Toni Cantó. Foto: Carlos Luján.

Precisamente, en base al artículo 15 de la Ley reguladora de las bases del régimen local se redactó la sentencia que anuló el 11 de abril de 2021 la inscripción del exdiputado de Ciudadanos Toni Cantó en la lista con la que la candidata del Partido Popular, Isabel Díaz Ayuso, se presentó a las elecciones autonómicas a la Asamblea de Madrid. En el caso de Cantó, no se cuestionó en ningún momento la vecindad del diputado en la Comunidad de Madrid, sino si había realizado el empadronamiento en la región dentro del plazo estipulado por la Ley electoral.

Una vez fueron convocados los comicios para el 4 de mayo de 2021, los candidatos para ir en lista de partidos tenían que estar censados antes del 1 de enero de dicho año. El hecho de que Cantó lo hiciera el 22 de marzo, provocó que perdiera la condición de elector, algo que llevó al juzgado a anular su inclusión en las listas del PP, alegando que, a pesar de que era evidente que el exdiputado naranja ostentaba la condición de ciudadano de la Comunidad de Madrid al estar empadronado en uno de sus municipios no reunían el requisito en tiempo y forma. Lo mismo ocurrió con el exalcalde de Toledo, Agustín Conde.

El empadronamiento de Javier Maroto para acceder al cargo de senador por Castilla y León

El portavoz del Partido Popular en el Senado, Javier Maroto,  se empadronó en el municipio segoviano de Sotosalbos, con el que no mantenía ninguna vinculación, el 26 de junio de 2018, justo un mes después de las elecciones autonómicas, cuando se dio a conocer que al PP le correspondía un senador por Castilla y León.

Maroto había perdido su condición de diputado por Álava en el Congreso tras las elecciones generales del 28 de abril de 2019. Sin embargo, después de conocer el resultado de las autonómicas castellano-leonesas, el grupo parlamentario popular de las Cortes de Castilla y León propuso a Javier Maroto como senador y en un pleno celebrado el 23 de julio salió designado con el apoyo del PP y de Ciudadanos. En aquel momento, el que fuera diputado por Álava, estaba ya empadronado en la localidad de Sotosalbos, en la casa de un alto directivo de la empresa Accenture, lo que le permitía cumplir con dicha condición indispensable para obtener la vecindad y, por ende, poder acceder al cargo en el Senado.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D