Expertos investigan el meteorito que cruzó la Península este fin de semana

Futuro

Expertos investigan el meteorito que cruzó la Península este fin de semana
Foto: Salvador Díez

Expertos de la Red de Investigación sobre Bólidos y Meteoritos (SPMN), en colaboración con la red europea Fripon (Fireball Recovery and InterPlanetary Observation Network), continúan investigando el meteorito que el pasado sábado cruzó el norte peninsular, desde Asturias hasta Tarragona.

El suceso se produjo hacia las 22:15 horas cuando un bólido (un objeto que causa una fulguración brillante) pudo verse sobre los cielos de la Península y en el sudoeste francés, y produjo posiblemente varios fragmentos, algunos de los cuales podrían haber llegado a la superficie en forma de meteoritos, ha informado el Planetario de Pamplona en un comunicado.

Desde el primer momento, y gracias a la colaboración ciudadana a través de las redes sociales y los medios de comunicación, se han podido ir recabando numerosas informaciones sobre este avistamiento.

La Red de Investigación sobre Bólidos y Meteoritos, que reúne a expertos científicos especializados en el seguimiento y análisis de estos fenómenos, ha estado recogiendo los datos y obteniendo la información no solamente de su red de cámaras sino también localizando imágenes y vídeos que han podido registrar el paso del meteoro.

A estos datos se añaden registros sísmicos generados por la onda de choque producida por la bola de fuego en su trayecto hipersónico. En varias comarcas navarras se pudo oír este fenómeno, que también produjo vibraciones en cristales.

El bólido SPMN221218 fue también detectado por la red Fripon, que dispone de cámaras en cinco países europeos.

El Planetario de Pamplona ha destacado que toda la información que se pueda añadir es «útil y crucial» para determinar con detalle las características del objeto que entró en la atmósfera y la trayectoria que siguió.

Los expertos integrados en la Red de Investigación sobre Bólidos y Meteoritos están colaborando con Fripon y han hecho una primera reducción de los vídeos y fotografías de la bola de fuego, que indica que acabó a unos 50 kilómetros de altura, por lo que es difícil que hayan sobrevivido meteoritos.

En cualquier caso, los reportes de «boom sónicos» y los posibles registros sísmicos generados por la onda de choque producida por la bola de fuego en su entrada a velocidad hipersónica hacen que se continúe trabajando para obtener más detalles. Interesan especialmente los testimonios de quienes hayan escuchado las explosiones y visto el bólido.

«Ya sabemos que llegan las fiestas de Navidad, así que podríamos decir que vamos a investigar una estrella navideña ciertamente inusitada», subraya el Planetario pamplonés.