Facebook, Google y Twitter no responderán más a las demandas de Hong Kong de información sobre usuarios

Sociedad

Facebook, Google y Twitter no responderán más a las demandas de Hong Kong de información sobre usuarios
Foto: Tyrone Siu| Reuters

Las multinacionales estadounidenses Facebook, Twitter y Google han anunciado que dejarán de colaborar con la Policía de Hong Kong en la entrega de datos de los usuarios, como respuesta a la nueva ley de seguridad nacional sobre el territorio impuesta desde Pekín.

En contexto: la semana pasada, China impuso a Hong Kong una ley de seguridad nacional para reprimir la subversión, la secesión, el terrorismo y la colusión con fuerzas extranjeras. La ley estipula que los juicios pueden llevarse a cabo a puerta cerrada sin jurados, con los acusados sujetos a penas máximas de cadena perpetua, y es vista por abogados y activistas hongkoneses como el posible fin de los derechos y libertades de las que se goza en la ciudad frente al resto de China. 

«Suspendemos el examen de demandas del Gobierno respecto a los datos de los usuarios de Hong Kong mientras se espera una evaluación más en profundidad de la ley sobre seguridad nacional», ha dicho un portavoz de Facebook sobre la decisión que incluye a su aplicación de mensajería WhatsApp.

Esta decisión permitirá una «evaluación rigurosa y consultar con expertos de los derechos humanos» sobre la situación en la isla. «Pensamos que la libertad de expresión es un derecho humano fundamental y apoyamos el derecho de las personas a expresarse sin temer por su seguridad», añade el portavoz.

Por otra parte, la red social TikTok, muy popular entre los jóvenes, ha anunciado que los habitantes de Hong Kong ya no podrán usar su aplicación debido a la ley de seguridad china.

A diferencia de la China continental, donde internet está fuertemente censurado y Facebook, Google y Twitter están prohibidas, las redes sociales sí operan en Hong Kong y, como en el resto de países, es habitual que la Policía les pida datos de usuarios en el marco de sus investigaciones.

Son estas peticiones a las que las firmas de Silicon Valley dejarán de responder a partir de ahora y hasta que concluya su evaluación de la nueva ley de seguridad nacional.