El 'renting' solar, en auge: autoconsumo y ecología sin inversión inicial
Foto: Science in HD| Unsplash

Energía y medioambiente

El 'renting' solar, en auge: autoconsumo y ecología sin inversión inicial

por Cecilia de la Serna

Las energías renovables y limpias no son una alternativa, sino que se revelan una opción cada vez más obligada. La energía solar, por ejemplo, es una excelente oportunidad de generar energía limpia en un país con un importante número de horas de sol como es España.

Ante esta situación, muchos son los que optan por placas solares en sus propios hogares. No obstante, es una elección que pasa factura –y de las caras–. La instalación de paneles solares en los tejados de viviendas requiere de una gran inversión previa que suele rondar los 6.000 euros de media en nuestro país. Pero eso es cosa del pasado. Hoy existe una alternativa a la compra de paneles: el renting solar, que permite el autoconsumo en el hogar sin inversión inicial –o por una cuantía realmente baja–. Es un boom imparable y te acercamos las claves para que lo tengas en cuenta.

Ventajas del renting solar

El renting solar es una alternativa realmente útil para que el cliente disfrute de una herramienta financiada y que no le suponga, en ningún caso, una inversión inicial. Esta solución renovable ofrece al consumidor la posibilidad de instalar, pero también de mantener, un sistema de energía solar en el tejado de su hogar con cuotas que van desde los 25 euros mensuales.

La cuota es mensual y depende, entre otras cosas, del tamaño y el número de las placas a instalar. También influyen la ubicación geográfica, el tipo de inmueble y de tejado, la superficie… En la práctica, se trata de rellenar un cuestionario y recibir una oferta por parte de alguna de las empresas que ofrecen el renting solar en España.

«La cuota del alquiler es menor que tu ahorro en factura, y además tienes acceso a subvenciones y ayudas, así que empiezas ahorrando desde el primer momento», aseguran desde Otovo, una de las firmas que más están apostando por este modelo de negocio en nuestro país.

El 'renting' solar, en auge: autoconsumo y ecología sin inversión inicial

Foto: Vivint Solar | Unsplash

Además, el equipamiento alquilado puede ser traspasado en caso de venta del inmueble donde está ubicado. También puede desmantelarse antes del periodo de tiempo previsto si si así lo desea, por cualquier motivo, el arrendatario. Eso sí, el desmantelamiento conlleva un pago de penalización. El arrendador se responsabiliza del total desmantelamiento del equipamiento. Además, este sistema permite que el arrendatario pueda adquirir, una vez finalizado el contrato de arrendamiento, el equipo alquilado, si así lo quisiera.

El ahorro económico es la principal razón detrás de la elección del autoconsumo eléctrico por parte de los consumidores, pero el componente medioambiental está cada vez más presente en este tipo de decisiones. Una instalación de autoconsumo evita una tonelada de CO2 al año por cada kilovatio instalado, por lo que la reducción de emisiones es notable. Además, el autoconsumo provoca que el sistema eléctrico sea más eficiente, y por lo tanto más sostenible. Son puntos que cobran cada vez mayor importancia, incluso en periodos de crisis.

Una legislación que hace el autoconosumo más fácil que nunca

Otra ventaja es una legislación actualizada. El famoso «impuesto al sol» es cosa del pasado. Este «peaje de respaldo» –así se denominaba en el papel– aplicado a la energía generada mediante el uso de paneles fotovoltaicos echaba para atrás a muchos consumidores y hacía que la transición hacia una energía más limpia fuera burocrática y económicamente compleja.

Cuando Teresa Ribera, actual ministra para la Transición Ecológica, anunciaba allá por 2018 que iba a derogar el impuesto al sol del gobierno de Mariano Rajoy, a las empresas energéticas se les encendió –cómo no– una bombilla. Con una legislación que apuesta por el autoconsumo y que fomenta la energía solar, su democratización se convertía en una excelente ocasión de negocio.

El 'renting' solar, en auge: autoconsumo y ecología sin inversión inicial 1

Foto: Vivint Solar | Unsplash

La nueva ley de autoconsumo energético, que entró en vigor en 2019, elimina impuestos y trámites burocráticos y, sobre todo, contempla la posibilidad de verter la energía excedente a la red. Esto es: la electricidad generada por los paneles solares pero no consumida en la propia vivienda se puede verter a la red eléctrica, con el consiguiente descuento en la factura.

Además, la nueva ley permite colocar los dispositivos fotovoltaicos no solo en casas unifamiliares, sino también en bloques de pisos, permitiendo el autoconsumo compartido. Algo que abre numerosas puertas ya que, según datos de Eurostat, España es el miembro de la Unión Europea (UE) con un mayor porcentaje de su población que habita en bloques de pisos.

Un negocio en auge

Como hemos dicho, la empresa noruega Otovo, especializada en instalar paneles solares en viviendas unifamiliares, está pujando fuerte por este modelo de negocio. Recientemente, la compañía presentaba Ahorro solar, un nuevo servicio de renting solar en España. Pero no es la única.

También algunas más conocidas en nuestro país como Endesa o Iberdrola están dando los primeros pasos en este sentido, tanto con modelos de renting como de leasing. Hasta ahora, este tipo de servicios estaban más centrados en empresas que en particulares, pero esto –como el «impuesto al sol»– será pronto cosa del pasado.

Cecilia de la Serna

Escribe sobre energía y medioambiente pero también sobre cultura, tecnología, y cualquier tema del que pueda aprender. Además, edita las newsletters del medio y coordina el contenido creativo.