«No podemos esperar una protección contra el coronavirus tras habernos vacunado de la gripe»
Foto: LISI NIESNER| Reuters

Sociedad

«No podemos esperar una protección contra el coronavirus tras habernos vacunado de la gripe»

Llevamos desde principios de año peleando contra una enfermedad que genera unos síntomas muy similares a una gripe a muchos pacientes

por María Hernández

Actualizado:

Fiebre, tos, cansancio… llevamos desde principios de este año peleando contra una enfermedad que, en una gran parte de los pacientes, genera unos síntomas muy similares a una gripe o incluso a un resfriado fuerte en algunas ocasiones.

Durante el verano, la incidencia de otras infecciones es muy baja, por lo que el coronavirus ha sido el dueño de hospitales y centros de salud. Pero ahora que se acerca el invierno, las cosas se complican: la gripe ya llena camas de hospital todos los años, y este invierno se suma la pandemia que ha cambiado el mundo en apenas unos meses.

Sobre la relación entre la gripe y el coronavirus y la importancia de la campaña de vacunación de este año hablamos con Nieves López, epidemióloga y profesora del Máster en Gestión de la Seguridad Clínica del Paciente y Calidad de la Atención Sanitaria de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR).

¿Ayuda la vacuna de la gripe a protegerse contra el coronavirus?

Ante la llegada de la época de gripe, son numerosas las preguntas que han surgido sobre la convivencia de este virus con la COVID-19. Una de las más repetidas es si vacunarse contra la gripe puede ayudar a prevenir el coronavirus. La respuesta es muy simple: la vacuna de la gripe solo protege contra la gripe.

«No podemos esperar una protección contra el coronavirus tras habernos vacunado de la gripe» 2

Foto: Ted S. Warren | AP

«La vacunación antigripal protege frente a la infección por gripe, eso es lo que tenemos demostrado hasta ahora. Que por vacunarse de la gripe uno se va a proteger del coronavirus, hasta ahora eso no es cierto», explica Nieves López. «No tiene que ver la vacunación de gripe con la aparición o no del coronavirus. Hasta ahora no hay relación», añade.

Sobre la posibilidad de que los anticuerpos generados tras pasar una gripe puedan ayudar al cuerpo a luchar contra otras infecciones, la epidemióloga explica que «ahora mismo no hay evidencia científica que demuestre que hay una inmunidad cruzada de las personas que han pasado el coronavirus y que tienen anticuerpos de coronavirus para evitar otras infecciones, y al revés. Nosotros desarrollamos anticuerpos específicos contra una infección específica».

¿Por qué es importante la campaña de vacunación de este año?

No, la vacuna contra la gripe no nos va a proteger frente al coronavirus, pero este año es más importante que nunca que la campaña de vacunación sea exitosa y se vacune la mayor cantidad de gente posible.

«Con esta vacunación masiva podemos evitar la sobrecarga del sistema sanitario», señala López.

En diciembre y enero, la sobrecarga en los hospitales y centros de salud es habitual debido a la gripe, explica la epidemióloga, debido a que esta enfermedad suele aparecer durante ocho o diez semanas en dicho periodo del año. Si a eso le sumamos la aparición del coronavirus este año, las consecuencias para el sistema sanitario pueden ser realmente graves y el colapso tiene una probabilidad elevada de volver a ocurrir.

«No podemos esperar una protección contra el coronavirus tras habernos vacunado de la gripe» 1

Foto: Bernat Armangue | AP

«El reto que perseguimos todos este año en la vacunación de la gripe es llegar a un 75% de la cobertura vacunal de la población a la que va destinada la vacuna. Esto es en primer lugar para proteger a los pacientes, y en segundo lugar para prevenir el colapso sanitario porque no sabemos qué es lo que va a ocurrir si coexisten las dos infecciones en un mismo paciente».

La vacuna de la gripe va dirigida a personas mayores, personas con enfermedades de diferentes tipos, a los cuidadores de estas personas y a los profesionales que se consideran esenciales, como los sanitarios, fuerzas y cuerpos de seguridad, docentes, etc.

En la temporada 2019-2020, en personas mayores de 64 años, la vacuna evitó el 26% de las hospitalizaciones, el 40% de los ingresos en UCI y el 37% de las defunciones atribuibles a la gripe, habiéndose vacunado sólo un 54% de las personas de esta edad.

Distinguir los virus

Otra de las dificultades que presenta la gripe este año es que sus síntomas son muy fáciles de confundir con el coronavirus. «Una gripe es cierto que es una infección respiratoria aguda, de un inicio brusco, con fiebre alta, con malestar general, con dolor osteomuscular generalizado, etc, y los síntomas son muy similares a los del coronavirus», señala López.

Por eso, para diagnosticar correctamente, los profesionales tendrán que hacer uso de «herramientas diagnósticas microbiológicas muy potentes que nos pueden discernir si es una gripe, si es un coronavirus».

Por la parte de los pacientes, López insiste en que, dado que no sabremos distinguir si es una gripe o coronavirus hasta que nos realicen una prueba PCR o un test antigénico, «tenemos que actuar extremando todas las precauciones por si acaso es coronavirus: el distanciamiento, la higiene, el uso de la mascarilla quirúrgica, no quitárnosla o lo mínimo imprescindible y, por supuesto, vacunarnos de gripe en los grupos en los que está financiada».

Es decir, en caso de mostrar síntomas, lo ideal es actuar como si fuera coronavirus hasta que sepamos lo contrario. Además, las medidas de prevención adoptadas para prevenir la propagación de la COVID-19, como el uso de mascarillas, el lavado de manos y la distancia interpersonal ayudan a evitar los contagios de gripe, que se transmite de la misma forma.

María Hernández

De Murcia y madrileña de adopción. Escribo a menudo sobre derechos humanos e inmigración. También estudié Publicidad, pero lo mío es el periodismo. Y los viajes.