Òscar Camps: «Los dejamos morir en el mar, pero nos sumamos a una campaña mediática que pone de moda EEUU»
Foto: Salvatore Cavalli| AP

Sociedad

Òscar Camps: «Los dejamos morir en el mar, pero nos sumamos a una campaña mediática que pone de moda EEUU»

Mientras se preparan para salir de nuevo al mar y siguen trabajando en Cataluña contra el coronavirus, hablamos con el fundador de Open Arms, Òscar Camps

por María Hernández

Actualizado:

Más de 1.200 personas murieron en el Mediterráneo en el año 2019, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). Desde 2014, ya son 20.000 las personas que han fallecido tratando de alcanzar las costas europeas. El rescate de las personas que se encuentren en peligro en el mar es una obligación, pero los barcos de rescate de las ONG que se encuentran en el Mediterráneo central a menudo se enfrentan a numerosas trabas para poder hacer su labor, impedimentos que ponen a menudo algunos gobiernos de Europa del sur.

El año pasado, la ONG española Open Arms estuvo en el punto de mira del Gobierno, que llegó a amenazar con una multa de 900.000 euros si salían de nuevo al mar. Ahora, el barco que lleva su nombre se encuentra en medio de una reparación y espera volver a realizar su labor antes de que finalice el verano. Mientras se preparan para esto y siguen trabajando en Cataluña contra el coronavirus, hablamos con su fundador, Òscar Camps.

A principios de año lanzasteis una campaña para recaudar fondos para reparar el barco Open Arms ¿Cómo está la situación ahora mismo?

Sí, recuerdo que en febrero, en la última misión desde el mar tuvimos una avería con 137 personas a bordo y estuvimos a la deriva un día y medio intentando reparar. Al final conseguimos reparar, pero ya desde allí hice un mayday a los medios poniendo en marcha una campaña de recaudación de dinero para sustituir al barco, siendo muy optimista, o para poder hacer una reparación en profundidad que nos permitiera poder hacer nuestro trabajo con garantías de seguridad.

Finalmente, el Open Arms está listo dentro de un mes y el Astral en ocho, nueve o diez días creo que ya podrá salir para el Mediterráneo Central.

¿Y de dónde ha salido al final el dinero para hacer esa gran reparación?

Sacamos 500.000 de la campaña, pero no dio y hemos hecho una reparación importante, pero no la que necesitaba. Necesitamos otro barco y vamos a poner en marcha otra campaña en cuanto volvamos a la normalidad.

Pero bueno, ahora tenemos dos frentes abiertos, estamos también intentando colaborar en este brote que ha habido en Cataluña, en Lérida, nos hemos ofrecido a la administración para poder hacer algo más con los temporeros. No dejamos de trabajar en los sitios donde están los más vulnerables, en este momento con el COVID-19 y en el mar.

Como vosotros, hay varias ONG que tienen barcos de rescate que se han dedicado también a ayudar en sus países, pero en el mar ha seguido habiendo pateras. ¿Cómo se ha gestionado esa situación de no dejar el mar pero no dejar tampoco vuestros países?

Bueno, a nosotros nos pilló reparando una avería, y evidentemente no pudimos hacer gran cosa. Los que estaban en el mar o los que tenían el barco en condiciones de navegar, en cuanto tuvieron la autorización para salir, salieron, y son los que han rescatado estas últimas semanas.

Nosotros hemos seguido con nuestra reparación a un nivel económico muy inferior a las otras organizaciones, pero ahí estamos dándolo todo e intentando salir lo antes posible, porque son pocos los barcos que hay en la flota humanitaria que no estén en cuarentena, o que no estén retenidos por cuestiones administrativas. Esta persecución sigue estando, por lo tanto la flota es pequeña y hay que estar a punto para salir ya.

¿Os ha afectado mucho a nivel de donaciones o voluntarios?

De voluntarios no, porque nuestros voluntarios han estado trabajando muchos contra el COVID-19, en estos 20.000 test que hicimos en más de 400 residencias en toda Cataluña, así que parar no hemos parado. Pero las donaciones evidentemente sí, porque la urgencia estaba en otro lado, había muchas campañas con las que solidarizarse.

Nosotros como es la primera vez que hemos hecho algo en tierra y hemos hecho algo en nuestro país, somos demasiado nuevos en este sentido.

Pero lo nuestro es proteger la vida de los más vulnerables cuando lo necesitan, en el mar es por la acción deliberada de la administración y en las residencias pues prácticamente ha sido por lo mismo, por una inacción no sé si deliberada, accidental o sobrevenida, pero bueno, por una inacción de la administración y hemos intentado ayudarlos.

Oscar Camps: «Los dejamos morir en el mar, pero nos sumamos a una campaña mediática que pone de moda EEUU» 2

Foto: Ramón Gabriel | EFE

Durante la pandemia, uno de los colectivos más vulnerables ha sido el de los inmigrantes. Además, muchos han seguido llegando en patera, sobre todo a Canarias. ¿Cómo veis desde Open Arms cómo se ha gestionado su llegada?

Bueno, yo intentaría poner en la balanza el trato que se le ha dado a los 4.000 alemanes que llegaron con los cientos que han llegado en patera por Canarias. No se les ha hecho ninguna cuarentena a los alemanes, ni han tenido que presentar siquiera un certificado de nada, ni un test, ni un PCR, ni prueba serológica, pero bueno, quizás porque ser blanco y europeo ya lleva inherente la condición de no estar afectado por el coronavirus, en cambio si eres negro y vienes en patera, pues posiblemente traigas hasta piojos.

El verano pasado fuisteis bastante mediáticos, sobre todo por las amenazas de multa por parte del Gobierno si volvíais al mar. ¿Ha llegado a materializarse alguna de esas amenazas?

No. Bueno, en el fondo todos éramos conscientes de que estamos siempre dentro de la legalidad más absoluta, de que nos ampara el derecho marítimo internacional, los convenios internacionales, y de que no necesitas permiso para rescatar nada. Una cosa es lo que se dice, otra cosa es lo que publican los medios, otra cosa son las campañas mediáticas de los aparatos de propaganda de los gobiernos, y otra cosa es la realidad.

Ya lo dijo el fiscal de Agrigento en Italia, en agosto, que no habíamos incurrido en ningún delito, no se nos acusaba absolutamente de nada, todo lo contrario, fuimos víctimas como mínimo de tres.

Hoy hace cuatro años que salimos por primera vez al mar y si llevamos cuatro años haciendo lo mismo, creo que ya habríamos acabado todos en la cárcel si estuviéramos cometiendo algún delito.

De Salvini quizá no sorprende, pero en España hay un gobierno progresista. ¿Os esperabais esa respuesta, ese trato?

Yo creo que un gobierno deja de tener principios cuando entra en campaña electoral, eso es lamentablamente lo que ocurre, en este país por lo menos. Echo de menos la ética y los principios que tenían los partidos hace décadas. Ahora mismo, cuando están en la oposición todos te defienden, todos te utilizan, todos te apoyan, todos se hacen fotos y todos te apremian, pero luego cuando están en el gobierno te bloquean.

La verdad es que tampoco esperamos nada del Gobierno ni de ningún político, exclusivamente nosotros lo que hacemos es ser una respuesta ciudadana a una inacción deliberada de la administración. En este caso, no de España, porque España sí que tiene Salvamento Marítimo en el sur y sí que está comprometida con el rescate de las pateras, pero hay otros países de la frontera sur europea que no están cumpliendo con sus obligaciones y llega un momento que nos toca, con nuestra presencia, denunciar esa inacción deliberada que ocasiona muchas muertes y que incumple convenios internacionales.

Y como no somos un país ni podemos ir al tribunal de Hamburgo a denunciar estos incumplimientos por parte de otros países como Italia y como Libia, pues lo único que podemos hacer es denunciarlo a los medios de comunicación, es poner periodistas a bordo y que se sepa lo que está ocurriendo, y bueno, esperar a que la Unión Europea o las administraciones correspondientes se apliquen y hagan el trabajo que tienen que hacer.

Lo que pretendemos es que no se nos pongan dificultades. Parece mentira que un barco como el Open Arms sea tan peligroso que haya tenido que ser bloqueado por cuatro países de la Unión Europea.

Dices que España cumple con su obligación porque hay Salvamento Marítimo en el sur, pero se ha denunciado muchísimo el trato que reciben los inmigrantes después. ¿Cómo ves la gestión que está haciendo el Gobierno de este tema?

El problema es que no se ve, se silencia y es que no se sabe, el problema es que ni los medios publican. Ese es el problema. Ya llevamos meses en los que se silencian las intervenciones, en los que Salvamento no hace público por las redes lo que hace, antes lo hacía, detallaba por las redes los rescates que había hecho en un día, ahora no sabemos absolutamente nada, tampoco lo publican los medios, por lo tanto, poco te puedo decir.

Sí puedo de las llegadas que tenemos en España, estamos hablando de un 30% de las llegadas irregulares en patera, hay un 70% que llega por avión, así es que si tenemos que hablar en general, deberíamos hablar de por qué el Gobierno invierte el 80% del presupuesto para la inmigración que llega en patera cuando resulta que son una minoría, eso es lo que me pregunto yo de los últimos datos que he podido ver y que me han sorprendido.

Ahora bien, de los cientos que han llegado en patera, que no son ni el 50% de los que llegaron el año pasado, de esos sí que tenemos noticias, sobre todo si delinquen, si alguno de ellos comete un delito lo veremos hasta en la sopa.

Oscar Camps: «Los dejamos morir en el mar, pero nos sumamos a una campaña mediática que pone de moda EEUU» 1

Foto: Santi Palacios | AP

Todo ese tipo de información se ha multiplicado con el discurso de la ultraderecha, tanto en España como en el resto de Europa, y también han criminalizado mucho a las ONG. ¿Lo habéis notado en el apoyo de la ciudadanía?

Ahora mismo el relato que está ganando en la calle es el relato que los medios publican, si ponemos todos los micrófonos posibles delante de los discursos xenófobos, pues evidentemente se van a oír los discursos xenófobos. Y si los invitamos a programas, sobre todo para generar audiencia, para generar debate, pues ese discurso es el que más se oye, y en el fondo pues lo que más se repite parece que es lo que más queda.

Pero hay que combatir este discurso porque es completamente falso, ya te he dicho por dónde llega la situación de irregularidad, llega por avión, no llega por mar, pero sin embargo parece que los negros tienen la culpa de absolutamente todo. Excepto cuando se pone de moda una campaña en Estados Unidos para defender la vida de un negro y entonces nos sumamos todos a esa campaña con un cinismo espectacular. Los dejamos morir en medio del mar, les negamos la entrada, les negamos vías seguras para solicitar asilo o refugio, pero en cambio nos sumamos a una campaña mediática que pone de moda cierto momento.

El problema no es la migración, no estamos en medio de una crisis migratoria ni muchísimo menos. El 3% de la población mundial migra desde 1960, desde que se tiene constancia, hasta el día de hoy, siempre es el 3,4% de la población mundial, excepto dos momentos de la historia puntuales, que fueron los 90 por la guerra de los Balcanes y 2015 por la guerra de Siria, así que estamos dentro de unos porcentajes completamente normales. Ahora bien, si la población mundial crece, pues el número de personas que vienen también crece, pero el porcentaje sigue siendo el mismo, no hay ningún giro, ni ninguna invasión.

Justo sobre eso te quería preguntar, sobre si España tiene un problema de inmigración.

No es el año que más han llegado, ni mucho menos. Es que lo dijo el ministro no hace mucho, necesitamos 230.000 migrantes al año para sostener nuestra economía, de aquí hasta 2030 creo que dijo, ¿cómo lo vamos a hacer? No tenemos natalidad, si nuestra natalidad está en unas cifras de las peores de Europa.

Yo pertenezco a la generación de los baby boomers, vamos a desaparecer de golpe, ¿qué plantea el Gobierno para dentro de 15 años?, ¿cómo nos van a sustituir? Mano de obra cualificada ¿de dónde la van a sacar? Médicos, jueces, abogados, arquitectos, ¿de dónde van a salir, dónde están estudiando ya? ¿Qué edad tienen ahora estas personas que nos van a sustituir? ¿Qué va a pasar en este país si no tenemos niños y no tenemos migración?

Es evidente que hay una presión demográfica importante en África, es un continente que tiene 1.230 millones de habitantes y la media de edad del continente es 18 años, y Europa tiene una media de edad de 47. ¿Por qué no hablan de todo eso los medios, por qué no nos explican cuál es la situación real? Porque no conviene, porque no interesa, y porque dejaríamos sin discurso a la extrema derecha, por eso no lo hacen.

El año pasado OKDiario os acusaba de haber recibido 500.000 euros del Ayuntamiento de Ada Colau sin haber salido a concurso público y sin convenio. ¿Qué dices antes esa información?

Si tuviera que hacer caso a todos los bots y a todos los petardos estos que tenemos por las redes sociales, los haters y demás que nos acusan de cualquier cosa, me pasaría el día justificándome. Yo no voy a decir nada respecto a estas tonterías. También decían que tenía un idilio con Ada Colau y que no sé cuánto pago de hipotecas, no sé, dicen muchas cosas, pero bueno, yo ya he emprendido acciones legales contra unos cuantos de ellos.

¿Quién cree que un ayuntamiento da un dinero así porque sí? Vamos hombre, y sobre todo el de Colau, que no tiene presión fiscal y presión mediática toda la gestión que hace esta mujer aquí en Barcelona, como para permitirse este tipo de irregularidades. Que busquen por donde tienen que buscar, que medio millón no es nada comparado con los 65 millones del rey.

María Hernández

De Murcia y madrileña de adopción. Escribo a menudo sobre derechos humanos e inmigración. También estudié Publicidad, pero lo mío es el periodismo. Y los viajes.