THE OBJECTIVE
Gastronomía

Seis bodegas para amanecer entre viñedos, planazos para compartir

Esto por si están pensando en organizar un 14 de febrero distinto, seis propuestas en torno al vino y a pie de viña

Seis bodegas para amanecer entre viñedos, planazos para compartir

Finca la Emperatriz. | .

Practicar enoturismo no exige excusa como se puede comprobar muchos fines de semana en muy diversas zonas vitivinícolas del país, porque además son diversas las bodegas que han incorporado entre sus reclamos la posibilidad de alojarse en sus instalaciones y amanecer a pie de viñedo. Sin duda un plan muy apetecible en cualquier época del año cuando el tiempo acompaña, y por ende detallazo para compartir con quien más queremos en ese día marcado en el calendario como el ‘más amoroso del año’. Alternativa a las flores y bombones habituales, de lo más especial, original y practicable en un fin de semana. 

Los hay de sobra conocidos, referidos y recomendados por oferta y localización. Es el caso de Abadía Retuerta y Bodegas Arzuaga, dos destacados en territorio vallisoletano, o la jerezana Bodegas Tío Pepe. De tierras riojanas nunca falta Marqués de Riscal, como gran destino enoturístico en la rioja alavesa con Ciudad del Vino incluida, y luego está Finca los Arandinos, entre las direcciones más exclusivas entre otras razones por disponer sólo de 14 habitaciones. Y en Cataluña están Mastinell, Can Bonastre y por supuesto el monumental Castillo de Perelada. 

Como son estos los que están más en boca de todos, ampliamos el foco hacia otras bodegas, menos mentadas como destinos enoturísticos pero igual de recomendables para disfrutar en compañía de quien más quieras. En pareja, en familia, con amigos, seis planes en plena naturaleza para descubrir, relajarse, saborear y amanecer en el viñedo.

La Rioja

Viñedos Hermanos Hernáiz (Baños de Rioja, La Rioja)

Bodegas Finca la Emperatriz data sus comienzos en la última emperatriz de Francia Eugenia de Montijo, título al que la finca debe su nombre pues fue de su propiedad. Con el paso de los siglos la propiedad pasó por diferentes manos y en el año 1996 la adquiere la familia Hernáiz y son los hijos, Eduardo y Víctor Hernáiz, quienes están ahora al frente. Un proyecto que en los últimos años ha protagonizado unos cambios sustanciales en cuanto a filosofía de elaboración y gama de vinos. Una importante transformación que incluyó la puesta en marcha del enoturismo hace ocho años. Después, en el otoño de 2020, inauguraban también la posibilidad de alojarse en esta amplísima finca en alguna de las tres villas privadas de que disponen y que en el siglo pasado fueron las casas de los trabajadores que habitaban la propiedad. Las tres en plena naturaleza, con vistas a los viñedos, y estancia que pueden completar con alguna de las distintas actividades organizadas por la bodega, tanto en el interior de la misma como al aire libre. Aunque se puede contratar de forma personalizada atendiendo a los tiempos y apetencias de sus visitantes.

Web: www.hermanoshernaiz.com/villas/

Una cata en el jardín en Finca la Emperatriz.

Cataluña

Heretat Oller del Mas (Manresa, Barcelona)

Como bien ellos mismos adelantan un «hotel con encanto», y una afirmación que cualquiera puede compartir cuando la conocen. Porque el gran atractivo turístico de esta bodega reside en las 22 exclusivas cabañas de madera, privadas, situadas junto a la casa principal de Oller del Mas, todas diferentes, integradas en la naturaleza, salpicadas entre los viñedos de la firma y con inmejorables vistas al bosque del que forman parte, entre montañas como el Parque Natural de Sant Llorenç. Una vez aquí se pueden realizar paseos por la viña a caballo, a pie o en bicicleta, jugar al golf, disfrutar de sus vinos a pie de terroir… Y en plan más relajante disfrutar de tratamientos en su centro de bienestar, entrenamientos personales o de la piscina cuando el tiempo lo permite. Las opciones para elegir son diversas, con recorrido por la bodega y cata de sus vinos incluidas, esto siempre.

Web: www.ollerdelmas.com

Heretat Oller del Mas.

Castilla y León

Real Castillo del Buen Amor (Topas, Salamanca)

Propiedad de la familia Fernández de Trocóniz, este castillo, cuando pertenecía al Duque de Alba, fue declarado Monumento Nacional en 1931. En manos de sus actuales propietarios, el histórico edificio se empezó a restaurar en los años cincuenta a y ya en el siglo XXI abría sus puertas como hotel, rodeado de viñas que ahora ya están en producción y con las que elaboran sus cuatro referencias tintas. Pilar Fernández de Trocóniz es su artífice, enóloga y miembro de la generación familiar que ahora está al frente, junto a su hermano Fernando, y a quienes se debe la reconversión en este lujoso alojamiento con 41 habitaciones y que supone un destino en sí mismo a pocos kilómetros de la ciudad de Salamanca. En la finca, un entorno natural privilegiado, se puede disfrutar de varias experiencias sensoriales en torno al vino y la gastronomía que se pueden personalizar.

Web: www.buenamor.net

Finca del Castillo del Buen Amor.

Castilla-La Mancha

Finca la Estacada (Tarancón, Cuenca) 

En lo que fuera una finca de labor de los descendientes de la reina Mª Cristina la familia Cantarero Rodríguez regenta una bodega, rodeada de una amplia extensión viñas, además de un hotel, un centro de tratamientos de vinoterapia y un restaurante de cocina tradicional castellano-manchega. En definitiva, un amplísimo espacio natural convertido en un complejo enoturístico que permite disfrutar de la finca en toda su extensión. En su caso a poca distancia de Madrid y una escapada muy accesible con el vino como protagonista, con distintos planes para elegir y en los que participan todos los sentidos.

Web: www.fincalaestacada.com

Finca la Estacada.

Comunidad Valenciana

Bodegas Hispano-Suizas (Requena, Valencia)

Reconstruida sobre la casa solariega de 1905 ‘Finca Casa La Borracha’, junto a las instalaciones de la bodega requenense han habilitado un exclusivo hotelito, de sólo cinco habitaciones, en un relajante entorno rodeado de viñedos de bobal con más de 80 años de edad. Luego, en el mismo lugar se puede empezar por conocer la bodega y los diferentes espacios en los que elaboran y crían sus vinos y cavas (de los mejores de la zona). Y también incluyen cata y degustación de sus vinos aparte de ofrecer la posibilidad de almorzar o cenar en el salón privado de la casa. Al ser un lugar tan privado lo ideal es reservar el alojamiento en su totalidad, aunque es la propia bodega la que se encarga de confeccionar las distintas alternativas para que sus visitantes estén a gusto.

Web: www.bodegashispanosuizas.com/

Bodegas Hispano Suizas.

Navarra

Pago de Cirsus (Ablitas, Navarra)

Este pago navarro, a escasos 5 kilómetros de Tudela, cuenta con un hotel-château cinco estrellas, rodeado de viñas, olivos y ubicado en la parte más alta de la finca Bolandín, con inmejorables vistas al Moncayo, en una torre de piedra de sillería que recuerda las antiguas fortalezas medievales, donde también alberga un restaurante de cocina vasco-navarra. Como alojamiento, 12 exclusivas habitaciones, y entre sus planes variedad de experiencias (abiertas a ser personalizadas) en torno al vino, la naturaleza y también la gastronomía con un restaurante dirigido por el cocinero Pedro Larumbe. 

Web: www.pagodecirsus.com

El comedor de Pago de Cirsus, situado junto a una nave de barricas.

Seis destinos recomendables para celebrar y disfrutar en pareja, en familia, con amigos, esto es, practicables y apetecibles para cualquier momento y época del año y en cualquier compañía, más o menos numerosa.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D