The Objective | Noticias exclusivas y opiniones libres en abierto
Publicidad
General

El desértico Valle de la Muerte donde las rocas se mueven sin explicación

Desde hace décadas un el misterio de las piedras deslizantes del Valle de la Muerte, un fenómeno en el desierto de Mojave, intriga a los científicos. Se trata de las famosas rocas ‘viajeras’, que se mueven por la superficie del desierto sin intervención humana o animal y dejan en la tierra unos surcos de escasa profundidad, pero decenas de metros de longitud. Hasta la actualidad, ningún investigador ha logrado explicar científicamente el por qué de estos desplazamientos. Otra característica singular del Parque es que en él viven las ovejas Bighorn, una especie rara que se encuentra en pequeñas manadas aisladas en la Sierra. Estos animales son muy adaptables y pueden comer casi cualquier planta; no tienen depredadores conocidos y su mayor peligro es el hombre que modifica su hábitat natural.

El desértico Valle de la Muerte donde las rocas se mueven sin explicación

Reuters

Un total de 59 parques forman parte del National Park Service (Servicio de Parques Nacionales) de Estados Unidos, que ahora cumple su primer centenario. El Parque nacional del Valle de la Muerte se trata de un parque situado en zona árida que contiene uno de los mayores relieves desérticos de la zona continental de los Estados Unidos. El 31 de octubre de 1994 fue promovido a la categoría de Parque nacional.

Desde hace décadas un el misterio de las piedras deslizantes del Valle de la Muerte, un fenómeno en el desierto de Mojave, intriga a los científicos. Se trata de las famosas rocas ‘viajeras’, que se mueven por la superficie del desierto sin intervención humana o animal y dejan en la tierra unos surcos de escasa profundidad, pero decenas de metros de longitud. Hasta la actualidad, ningún investigador ha logrado explicar científicamente el por qué de estos desplazamientos. Otra característica singular del Parque es que en él viven las ovejas Bighorn, una especie rara que se encuentra en pequeñas manadas aisladas en la Sierra. Estos animales son muy adaptables y pueden comer casi cualquier planta; no tienen depredadores conocidos y su mayor peligro es el hombre que modifica su hábitat natural.

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D