Publicidad

General

Pensilvania autoriza a Uber a retomar los coches autónomos

El estado estadounidense de Pensilvania ha autorizado a Uber a retomar las pruebas de coches sin conductor en la vía pública, ha informado la compañía a AFP. El grupo estadounidense tuvo que dejar los ensayos después de que en marzo un vehículo que circulaba en modo autónomo atropellara mortalmente a un peatón.

Pensilvania autoriza a Uber a retomar los coches autónomos
Reuters

El estado estadounidense de Pensilvania ha autorizado a Uber a retomar las pruebas de coches autónomos en la vía pública, ha informado la compañía a AFP. El grupo estadounidense tuvo que dejar los ensayos después de que en marzo un vehículo que circulaba en modo autónomo atropellara mortalmente a un peatón.

Uber recibió una carta oficial de autorización para retomar las pruebas en Pittsburgh, donde está la sede de ATG, la división de la compañía especializada en la conducción autónoma, ha indicado la empresa, que confirma así una información avanzada por la revista especializada The Verge. El grupo ha precisado que aún no ha comenzado a realizar pruebas.

Uber anunció en julio que volvería a hacer ensayos de vehículos autonómos en la vía pública, pero con un conductor al volante. Aunque el vehículo sea conducido manualmente, estas pruebas son útiles para probar los equipos y mejorar los sistemas. Pero Uber, que prepara su entrada en bolsa próximamente, necesita desesperadamente acumular horas de pruebas en modo autónomo, ya que es la única manera de hacer que el sistema sea fiable a largo plazo.

La conducción autónoma es vista como el Santo Grial de la industria automotora. En eso trabajan constructores, proveedores de equipos y empresas tecnológicas. Particularmente están interesados en esta tecnología plataformas como Uber, cuyos costos principales son la remuneración de los conductores.

El atropello en el que se vio involucrado el coche de Uber en marzo marcó la primera ocasión en la que un vehículo autónomo arroyó mortalmente a una persona. La víctima fue Elaine Herzberg, una mujer de 49 años de Tempe (Arizona), que murió en el hospital después de que el automóvil la atropellara a 64 kilómetros por hora. El coche, que estaba en modo autónomo aunque tenía a una persona dentro para intentar intentar garantizar la seguridad, golpeó a la mujer cuando cruzaba la calle fuera del paso de peatones. Según un informe de Uber, el vehículo, que estaba en fase de pruebas, detectó a la víctima, pero no la evitó debido a una configuración errónea de su software. Pensilvania no fue el único estado que prohibió entonces a la compañía realizar pruebas con este tipo de vehículos. Arizona tomó la misma medida de forma temporal.

También te puede interesar

Publicidad

MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D