Georges Méliès, el mago del cine, protagoniza el primer doodle con realidad virtual de Google

Cultura

Georges Méliès, el mago del cine, protagoniza el primer doodle con realidad virtual de Google
Foto: YouTube

El primer doodle interactivo de 360° y realidad virtual va dedicado a Georges Méliès, el innovador director de cine e ilusionista francés, para conmemorar la fecha de lanzamiento de la que se considera una de sus mejores obras maestras: À la conquête du pôle (A la conquista del polo, 1912). Méliès lideró muchos desarrollos técnicos y narrativos en los albores de la cinematografía, entre los que destacan el uso de efectos especiales y la creación de algunas de las primeras películas de ciencia ficción.

🌚¡Hoy homenajeamos al gran ilusionista y cineasta francés Georges Méliès con el primer #GoogleDoodle en 360º! Disfruta del doodle en Realidad Virtual en https://t.co/YoJUX1n8Zm #BackToTheMoon pic.twitter.com/51nxefUd7D

— Google España (@GoogleES) 3 de mayo de 2018

Más de 100 años después de sus primeros films, sus trucos siguen siendo claves para el séptimo arte. En una época en la que el cine empezaba a dar sus primeros pasos y prácticamente solo tenía fines documentales, Méliès abrió las puertas del sueño, de la magia y de la ficción combinando los universos de Robert-Houdin con la cronofotografía y la cinematografía de Marey y de los hermanos Lumière.

La magia que caracteriza hoy en día a George Lucas y Steven Spielberg no hubiera sido posible sin las contribuciones de su mente innovadora con la creación de los efectos especiales. En el L’Homme Orchestre (El hombre orquesta, 1900) se pueden ver a siete Méliès en el mismo fotograma, y en L’homme à la tête en caoutchouc (El hombre de la cabeza de goma, 1902) hinchó su cabeza hasta hacerla explotar gracias a un truco óptico.

Todo el conjunto de obras de Méliès brilla por su fantasía dinámica, su imaginación sin límites y su alegría irresistible. Los mundos que creó eran intensos, una mezcla única de fantasmagoría, perversidad, trampantojos, ilusiones, llamas, humo y vapor.

 

Méliès popularizó técnicas como el truco de parar y fue uno de los primeros cineastas en utilizar exposiciones múltiples, la cámara rápida, las disoluciones de imágenes y la película en colores. Fue también pionero en el uso de guiones gráficos. Gracias a su habilidad para manipular y transformar la realidad a través de la cinematografía, Méliès es recordado como un mago del cine.

Dos de sus películas más famosas, Viaje a la Luna (1902) y Viaje a través de lo imposible (1904), narran viajes extraños, surreales y fantásticos inspirados por Julio Verne y están consideradas entre las películas más importantes e influyentes del cine de ciencia ficción. Méliès fue también un pionero del cine de terror con su temprana película Le Manoir du Diable (1896).