Grande-Marlaska recuerda al PP que acercaron presos de ETA a cárceles vascas

Sociedad

Grande-Marlaska recuerda al PP que acercaron presos de ETA a cárceles vascas
Foto: Ballesteros

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha reivindicado este miércoles su trayectoria en la lucha contra el terrorismo, siempre al lado de las víctimas, y ha defendido el acercamiento de presos de ETA con la banda ya disuelta, mientras que el PP, ha recordado, lo hizo en plena actividad terrorista.

Grande-Marlaska ha comparecido por primera vez en la Comisión de Interior del Congreso para explicar la política que llevará a cabo al frente de su departamento, con una voluntad de escuchar y dialogar y con un desafío prioritario: luchar contra la corrupción y trabajar con transparencia para evitar así «cualquier sospecha del uso partidista de su ministerio».

El tono que ha empleado en su intervención se ha endurecido (lo ha avisado) cuando en la réplica a los grupos ha lamentado las críticas que ha recibido por ese plan de acercamiento, que Ciudadanos y PP consideran que responde a un pago por los apoyos del PNV y los nacionalistas catalanes a Pedro Sánchez en la moción de censura.

«Ningún tipo de pacto ni de pago, porque no hay nada de eso», ha aseverado el titular de Interior después de dejar claro que el acercamiento se produce cuando ETA está disuelta, mientras que en 1996 y 1997 el PP realizó «grandes» traslados de reclusos de la banda, con ruedas de prensa incluidas, y en un momento en que la organización estaba «en plena actividad».

Una respuesta dirigida al portavoz del PP en la comisión, José Alberto Martín-Toledano, que ha calificado la decisión de «infamia», «inmoralidad», «desprecio» y «humillación» a las víctimas y le ha aconsejado que «no se manche las manos» con esta iniciativa que rechazan la mayoría de ciudadanos.

Mientras, el portavoz de Ciudadanos, Miguel Gutiérrez, ha sido tajante: «No valdrá para nada el esfuerzo de todos si acercan a los presos y legitiman con ello a los terroristas».

Ante las críticas, Marlaska, defensor «a ultranza» de la vía Nanclares, se ha reivindicado con una trayectoria de 30 años en la que ha seguido una línea que no piensa cambiar.

El ministro ha insistido en que los acercamientos, que no son beneficios penitenciarios, se realizarán de forma individualizada y que todavía se están estudiando y valorando «las circunstancias concretas» y los indicadores para que posteriormente se puedan aplicar individualmente. De todo ello se informará «con transparencia» a las víctimas.