Hallan restos óseos durante la búsqueda de la española secuestrada en México

Futuro

Hallan restos óseos durante la búsqueda de la española secuestrada en México
Foto: Manuel Bruque

La Fiscalía General de Justicia del estado mexicano de Tamaulipas ha informado que en el marco de la operación de búsqueda de la española María del Pilar Garrido Santamans ha sido hallada una osamenta en un paraje del municipio Villa de Casas, advirtiendo de que, por ahora, no hay indicios de que se trate de ella.

Los restos humanos se encontraron en las proximidades de la carretera Soto La Marina-Ciudad Victoria junto con «algunos objetos que se están analizando», añade la fiscalía en una nota. «Es importante señalar que, mientras no se concluyan las pruebas genéticas, nada determinante hay si el resto humano encontrado es de la ciudadana española», añade.

Los resultados de las pruebas de laboratorio se darán a conocer en su momento, ha informado la fiscalía, que ha destacado la participación de la Policía Federal en la operación de búsqueda de la española.

Medios locales informaron de que fuerzas federales y estatales que buscan a Garrido encontraron restos óseos en el ejido de Magañas, municipio de Villa de Casas. Citando fuentes policiales, los medios señalaron que es prematuro afirmar o negar que pudiera tratarse de la desaparecida.

Una fuente declaró que los restos encontrados son «puros huesos», por lo que resulta difícil que pertenezcan a Garrido, teniendo en cuenta que la española desapareció el pasado 2 de julio. Garrido, valenciana de 34 años y residente en México desde hace tres, fue secuestrada cuando volvía con su marido, Jorge González Fernández, y su hijo de un año a Ciudad Victoria, capital de Tamaulipas, tras pasar unos días en la playa, según las declaraciones del marido, que explicó que fueron interceptados por dos hombres armado y se llevaron a su mujer.

El pasado viernes, las autoridades de Tamaulipas difundieron el retrato robot de uno de los presuntos secuestradores, elaborado con los datos ofrecidos por Jorge González. La imagen del presunto secuestrador corresponde a un hombre entre 15 y 16 años, de complexión delgada y de tez morena oscura.

Sobre el segundo presunto secuestrador no se pudo elaborar un retrato porque González no pudo verlo bien y solo ofreció datos muy generales, informa EFE.