Hormigas venenosas acaban con la vida de una mujer que había sido atada a un palo

Futuro

Hormigas venenosas acaban con la vida de una mujer que había sido atada a un palo
Foto: Reuters Photographer| Reuters

Una turba de vecinos enfurecidos y hormigas venenosas fueron los causantes de muerte a una mujer de 40 años en la localidad rural de Caranavi, a unos 80 kilómetros al norte de La Paz, Bolivia. Los vecinos de la localidad habían atado a la víctima y a sus dos hijos a un «palo santo» tras acusarles de haber robado un coche. Los médicos forenses aseguran que la mujer murió como consecuencia de las picaduras de los insectos.

En declaraciones recogidas por Associated Press el jefe de la policía local, el coronel Günter Agudo informa que tanto la mujer como sus dos hijos habían sido confundidos con los ladrones de un vehículo. Agudo explicó que además de ser atados los tres fueron golpeados por los vecinos y estaban a punto de ser linchados cuando llegó la policía y los liberó. La mujer murió en un hospital cercano como consecuencia de las picaduras y sus hijos aún están en observación. Según señalan medios locales, la abogada de la víctima, Roxana Bustillos, declara que «la madre tuvo un desenlace fatal; murió por broncoaspiración, es probable que las hormigas le hayan picado la tráquea, lo que le causó una inflamación y ya no pudo respirar».