Iglesias niega la detención de dos de sus escoltas por los disturbios en Vallecas

Política y conflictos

Iglesias niega la detención de dos de sus escoltas por los disturbios en Vallecas
Foto: zipi| EFE

El candidato de Unidas Podemos a las elecciones de la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, ha negado hoy que alguno de sus escoltas fuera detenido por agredir a agentes de la Unidad de Intervención Policial durante los incidentes en el mitin de Vox del 7 de abril y cree que esa acusación tiene intereses electoralistas.

En contexto: según publica hoy el diario El Confidencial, la Policía Nacional detuvo el 15 de abril a dos empleados del área de seguridad de Podemos por esas supuestas agresiones. Sin embargo, Iglesias ha dicho hoy en declaraciones a los medios de comunicación, durante la manifestación del Primero de Mayo, que todos sus escoltas son miembros del Cuerpo Nacional de Policía y que «ninguno ha sido detenido».

Sin embargo, el candidato de Unidas Podemos ha reconocido que en aquellos incidentes un miembro del partido Unidas Podemos, que es de Vallecas, sí fue detenido. No obstante, ha aseverado que «por supuesto» no cometió ningún ilícito civil, administrativo o penal «y esto quedará en nada».

Asimismo, ha achacado esta publicación «precisamente hoy» a intereses electoralistas y ha añadido que, a su juicio, esto revela la «preocupación» que tienen algunos acerca de las elecciones, ante lo que ha ironizado que «no es descartable que de aquí al 4 de mayo se publique alguna noticia que le relacione con el asesinato de Kennedy».

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha aprovechado el ruido generado por la noticia de El Confidencial para acusar a los «amigos del Gobierno» -en referencia a Unidas Podemos-, durante un evento electoral con Isabel Díaz Ayuso, de tener «contratar a unos matones a sueldo que pegan a la Policía Nacional».

Además de acusar a la formación morada de un delito, Casado ha pedido «una condena rotunda por esos escoltas privados de Pablo Iglesias que patearon a policías nacionales». Además, ha tildado de «vergüenza» que los que «se juegan la vida por nosotros sean pateados por los matones de Pablo Iglesias. «No solo le pagamos la niñera, sino escoltas que patean policías», ha censurado.