India supera las 200.000 muertes por coronavirus con los hospitales desbordados y sin oxígeno

Por: Agencias

Sociedad
India supera las 200.000 muertes por coronavirus con los hospitales desbordados y sin oxígeno
Foto: Amit Dave| Reuters

India ha superado este miércoles la barrera de las 200.000 muertes por coronavirus tras registrar una cifra récord que supera los 3.000 fallecidos en las últimas 24 horas, tras un leve descenso el martes. Mientras, el número de contagios se ha situado por primer vez por encima de los 360.000 diarios.

En contexto: la explosión del número de casos, atribuida a una variante del virus y a las masivas manifestaciones políticas y religiosas de las últimas semanas, ha desbordado a los hospitales, que carecen de camas, medicamentos y oxígeno.

La gravedad de esta segunda ola de coronavirus en el país asiático, que ha impactado con mayor virulencia que la primera curva que registró su pico en el mes de septiembre, ha provocado una crisis de suministros en varios hospitales de las regiones más afectadas. Mientras el país trata de conseguir oxígeno, las imágenes de crematorios desbordados y la sobresaturación de pacientes en las unidades de cuidados intensivos han despertado el compromiso de varios países, que han empezado a enviar ayuda.

La crisis es particularmente grave en Nueva Delhi, donde personas con graves problemas respiratorios mueren en las puertas de los hospitales sin lugar para hospitalizarlos.

Con estas nuevas cifras, que elevan el total de fallecidos a los 201.187 y los 19,7 millones de contagios desde el inicio de la pandemia, el país asiático se mantiene como el cuarto con más muertes por detrás de Estados Unidos, Brasil y México, y el segundo con más casos tras Estados Unidos.

Hasta al momento, India, con 1.300 millones de habitantes, ha inyectado 150 millones de vacunas y a partir del sábado el programa de vacunación abarcará a todos los adultos, lo que representa 600 millones de personas. Sin embargo, muchos estados informan que las existencias de vacunas son insuficientes y los expertos piden al Gobierno que dé prioridad a los grupos vulnerables y a las áreas más afectadas.