The Objective
Publicidad
Internacional

Las investigaciones contra Donald Trump: de la invasión del Capitolio a la redada en Florida

Fiscales y legisladores investigan cuestiones que van desde su papel en el ataque contra el Congreso hasta las prácticas comerciales de su empresa familiar

Las investigaciones contra Donald Trump: de la invasión del Capitolio a la redada en Florida

El expresidente estadounidense, Donald Trump, este julio en un campeonato de golf en Florida. | Rich Graessle (EP)

Donald Trump está metido en unos cuantos líos legales. Aunque la mayoría tienen que ver con su empresa familiar y sus declaraciones de impuestos, hay dos asuntos que preocupan especialmente al expresidente estadounidense: una investigación en torno a su rol en el asalto al Capitolio de enero de 2021 y otra que gira sobre la posibilidad de que el exmandatario se llevase a su residencia privada papeles de alto secreto.

En cualquier caso, el allanamiento por parte del FBI de la residencia de Donald Trump en el estado de Florida ha atraído nuevamente la atención sobre las diversas investigaciones que involucran al expresidente republicano. Estas son algunas de las pesquisas claves:

Invasión del Capitolio

Tras las diversas audiencias que celebró un panel de la Cámara de Representantes para investigar la trágica toma del Capitolio por cientos de partidarios de Trump el 6 de enero de 2021, existe una hoja de ruta para acusar potencialmente al magnate republicano de un delito.

En concreto, los legisladores señalaron que Trump sabía que había perdido las elecciones de 2020 ante el demócrata Joe Biden pero insistió con sus acusaciones de fraude y finalmente instó a sus partidarios en Washington para una manifestación que terminó con un asalto al Congreso que dejó cinco muertos. Es decir, le acusan de connivencia con una conspiración para dar un golpe de estado.

Sin embargo, el trabajo del comité de la Cámara está separado de la investigación criminal que el Departamento de Justicia inició sobre cientos de involucrados en el asalto y, por el momento, el fiscal federal Merrick Garland no ha dicho si sus fiscales están investigando a Trump. Por lo tanto, la posibilidad de que Trump afronte algún tipo de juicio no político sobre los eventos de ese fatídico día parece aún muy lejana.

Presión a funcionarios

También tras perder las elecciones, Trump presionó a funcionarios electorales del sureño estado de Georgia a «encontrar» los votos que necesitaba para ganarle a Biden en 2020, lo que llevó a la Fiscal del Estado a investigar la denuncia. La fiscal de distrito del condado de Fulton, Fani Willis, formó un gran jurado especial e investigadores entrevistaron a decenas de testigos.

La investigación está analizando ahora la llamada telefónica a los funcionarios electorales y la supuesta presión pública y privada de Trump sobre las autoridades, incluido el gobernador, el fiscal general y el investigador jefe del secretario de estado.

Trump se ha defendido, en enero, alegando «mala conducta de la Fiscalía» en un mitin en Texas (sur), en el que convocó a protestar contra «fiscales radicales, crueles y racistas», lo que llevó a Willis a solicitar escolta de seguridad reforzada del FBI.

Temas comerciales y fiscales

Las autoridades del estado de Nueva York han estado investigando las prácticas comerciales de la Organización Trump, incluso si el grupo engañó a prestamistas y autoridades fiscales sobre los valores de sus propiedades inmobiliarias. Sin embargo, en marzo, el fiscal que dirigía una investigación sobre las finanzas del expresidente renunció debido a la decisión del nuevo fiscal de distrito de Manhattan, Alvin Bragg, de no seguir adelante con el proceso contra Trump.

La investigación ahondó en determinar si Trump sobrevaloró de manera fraudulenta múltiples activos para garantizar préstamos y luego los subvaloró para minimizar los impuestos. Fue lanzada por el predecesor de Bragg, Cyrus Vance, y Bragg se hizo cargo del caso cuando asumió en enero.

El fiscal Mark Pomerantz sostuvo que Trump es «culpable de numerosos delitos graves», según su carta de renuncia publicada por el diario The New York Times. La fiscal general del estado de Nueva York, Letitia James, también está impulsando una investigación civil sobre las prácticas del conglomerado de la familia Trump en materia de valoración de propiedades y declaraciones fiscales.

Redada en residencia de Florida

El allanamiento y búsqueda de documentos por parte del FBI el lunes en la residencia de Trump en Florida estuvo relacionada con el posible mal manejo de documentos clasificados que se habían enviado a Mar-a-Lago después de que dejó la Casa Blanca en enero de 2021.

Las autoridades del Departamento de Justicia se han negado a proporcionar una razón para el movimiento sin precedentes contra un expresidente. Los portavoces de los Archivos Nacionales dijeron en febrero que habían recuperado 15 cajas de documentos de Mar-a-Lago y pidieron al Departamento de Justicia que investigara el manejo de información clasificada por parte de Trump.

La recuperación de las cajas ha generado dudas sobre la adhesión de Trump a las leyes de registros presidenciales promulgadas después del escándalo Watergate de la década de 1970 que exigen que los ocupantes de la Oficina Oval conserven los registros.

Trump ha calificado la búsqueda como «una mala conducta procesal» y un ataque «un ataque de los demócratas de la izquierda radical que desesperadamente no quieren que me postule a la presidencia en 2024».

Envía el primer comentario
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D