Investigan la muerte de otro hombre negro a manos de la policía en EEUU

Sociedad

Investigan la muerte de otro hombre negro a manos de la policía en EEUU
Foto: Paula Bronstein| AP Images

Las autoridades de Estados Unidos están investigando la muerte a manos de la policía de otro hombre negro, en este caso en un barrio humilde de Los Ángeles, que ha fallecido este lunes después de recibir un disparo mortal por parte de uno de los agentes.

En contexto: este incidente llega en medio de las protestas raciales en Kenosha (Wisconsin, EEUU), lugar en el que otro hombre negro Jacob Blake, quedó paralizado después de que la policía le disparara siete veces por la espalda hace casi una semana.

De acuerdo al informe policial, el hombre fue detenido por circular en bicicleta en violación del código de circulación y luego recibió un disparo mortal cuando dejó caer un paquete de varios artículos, incluyendo un arma. El teniente del sheriff del Departamento de Policía de Los Ángeles, Brandon Dean, ha explicado en declaraciones al diario Los Angeles Times que los encargados de la investigación todavía no han entrevistado a los dos agentes implicados, pero aclaró que el hombre dejó caer su bicicleta, empezó a correr y luego le dio un puñetazo en la cara a uno de ellos. «Estaba en posesión de un arma de fuego y agredió a un oficial», justificó Dean.

Pese a que las autoridades no han identificado todavía al hombre muerto, sus familiares aseguraron en declaraciones a la cadena de televisión CBS en Los Ángeles que se trata de Dijon Kizze, de 29 años.

Tras el incidente, un centenar de personas se congregaron delante de la estación local del alguacil convocadas por la organización Black Lives Matter a través de sus redes sociales. La protesta terminó volviéndose «tensa» y varios manifestantes se enfrentaron a los agentes encargados de mantener un perímetro en el lugar.

Las protestas de Kenosha estallaron tras la publicación de vídeo grabado por un viandante, en el que se ve cómo un agente trató de detener a Jacob Blake, quien ignoró las órdenes e intentó ingresar en su vehículo, momento en el que el policía le disparó por la espalda siete veces. Esta semana, ha salido a la luz un segundo vídeo en el que se aprecia un breve enfrentamiento entre Blake y los dos agentes implicados en el suceso, pero no sirve para respaldar las acusaciones del sindicato policial, que aseguró que el hombre iba armado con un cuchillo y «luchó con fuerza» contra los agentes. Según el abogado de Blake, sus tres hijos estaban en el coche en el momento en que le dispararon por la espalda.