The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Japón

Japón aprueba un experimento para crear embriones híbridos humano-animal

Redacción TO
Foto: NIH Image Gallery | Flickr bajo Licencia Creative Commons

Un equipo científico japonés ha recibido financiación nipona para crear embriones de animales que contienen células humanas para que sean trasplantados en otros animales. La decisión se tomó el pasado 24 de julio por un comité del Ministerio de Educación, Cultura, Deporte, Ciencia y Tecnología tras haber sido revocada la prohibición de esta práctica.

Según el plan, los biólogos reformularán los genes de óvulos fertilizados de ratas y ratones que permitirán bloquear el mecanismo de la creación del páncreas. Después, los dotarán con células madre pluripotentes inducidas (iPS, por sus siglas en inglés), tomadas de seres humanos, que pueden transformarse en cualquier tejido y los insertarán en úteros de esos roedores. El previsto y efectivo desarrollo en estos embriones de un páncreas que integre células humanas podría contribuir al surgimiento de un nuevo método de creación de órganos trasplantables, ha opinado el líder del proyecto y científico de las universidades de Tokio y de Stanford, Hiromitsu Nakauchi.

No esperamos crear órganos humanos inmediatamente, pero esto nos permite avanzar en nuestra investigación, basándonos en el conocimiento que hemos adquirido hasta ahora”, ha declarado Nakauchi. El objetivo final del líder es producir animales con órganos hechos de células humanas que eventualmente puedan ser trasplantados a personas. Si el proyecto tiene éxito, existe la posibilidad de crear experimentos parecidos (probablemente en otros animales como cerdos y ovejas) para crear hígados y riñones.

Aunque el líder de proyecto afirme que la modificación genética hará a los embriones mandar las células (iPS) sólo al páncreas, una parte de la comunidad científica está preocupada por la posibilidad de que las células humanas puedan desviarse más allá del desarrollo de dicho órgano, y pueda llegar hasta su cerebro afectando a la cognición del animal.

“Existe el riesgo de que cierta parte del cuerpo se convierta inesperadamente en un monstruo, una condición en la que existen en un cuerpo células procedentes de otra especie, mezclándose las células humanas en los cerebros o células reproductivas de ratas y ratones”, ha dicho el biólogo Jiro Nudeshima. Por su parte, el equipo se propone observar los animales durante dos años y ha asegurado que cerrará el experimento en caso de que la proporción de células humanas que entre al cerebro del animal supere el 30%.

En marzo de 2019, Japón prohibió explícitamente el crecimiento de embriones animales que contienen células humanas más allá de 14 días o el trasplante de dichos embriones en un útero sustituto. De esta forma, los experimentos de Nakauchi son los primeros en ser aprobados bajo las nuevas reglas. Sin embargo, se espera la aprobación final del ministerio para el próximo mes.