The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Kenia

La caza furtiva deja solo un ejemplar de jirafa blanca en Kenia

The Objective

El martes se encontraron los restos de dos impresionantes jirafas blancas que vivían en un santuario de vida silvestre en Kenia. Los animales fueron encontrados en un estado esquelético, según han informado los guardabosques de Ishaqbini Hirola Conservancy.

El Servicio de Vida Silvestre de Kenia fue llamado a la reserva después de que se informase de la ausencia de las jirafas y han comunicado a través de una nota de prensa que la madre jirafa y su cría fueron asesinadas por cazadores furtivos.

"Hoy es un día muy triste para la comunidad de Ijara y Kenia. Somos la única comunidad en el mundo que custodia jirafas blancas", dijo Mohammed Ahmednoor, gerente de la reserva en el condado de Garissa, Kenia. Además, describieron el asesinato como "un gran golpe a los avances dados por la comunidad para conservar especies raras y únicas", así como "un llamamiento a los esfuerzos de conservación para conseguir un continuo apoyo".

Por su parte, el Servicio de Vida Silvestre de Kenia sigue investigando el incidente. Actualmente, solo queda una jirafa blanca, un macho. La hembra de esta jirafa blanca fue noticia por primera vez cuando fue descubierta en 2017, junto a su cría. Esta familia de jirafas blancas ha vivido libre dentro del santuario desde entonces, generando gran interés entre los turistas que acudían en masa para ver a estas especies.

“Esta es una pérdida a largo plazo dado que los estudios e investigaciones genéticas que han sido una inversión significativa en el área por parte de los investigadores, se han perdido. Además, la jirafa blanca ha sido un gran impulso para el turismo en el área”, comunicó Ahmednoor .

Los animales obtuvieron su coloración única de una condición conocida como leucismo, que es una condición genética que hace que las células de la piel de las jirafas no puedan producir pigmentación. Eso da como resultado una coloración blanca, pálida o irregular de su piel.

A diferencia del albinismo, los animales con leucismo continúan produciendo un pigmento oscuro en su tejido blando, lo que significa que los ojos de las jirafas eran oscuros.

African Wildlife Foundation estima que el animal terrestre más alto del mundo ha perdido el 40% de su población en solo 30 años debido a la caza furtiva y el tráfico de vida silvestre.